En octubre el cálculo de expansión de la economía en la región sería rebajado desde una actual proyección del 2.0%.

 

Reuters

SANTIAGO-

PUBLICIDAD

La estimación de crecimiento económico para América Latina este año probablemente será revisada a la baja ante una importante desaceleración y un desempeño menor de países como Brasil y Argentina, entre otros, dijo el jueves un director del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Durante un foro en Santiago, el director para el Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, adelantó que en octubre el cálculo de expansión de la economía en la región sería rebajado desde una actual proyección del 2.0%.

“Estamos viendo para América Latina un escenario de una desaceleración muy importante en el año 2014 que se revertirá parcialmente hacia el 2015-2016, pero aún con eso estamos viendo un futuro para América Latina para los próximos años sustancialmente menor a lo que vimos en la última década”, dijo Werner en su presentación.

Los pronósticos de crecimiento del 2014 en países como Brasil, Chile, Perú, Argentina y Venezuela probablemente serán recortados, agregó.

Tras una reunión el miércoles con el ministro de Hacienda chileno Alberto Arenas, el funcionario del FMI ya había adelantado que se revisaría a la baja la estimación de crecimiento de Chile para este año desde un actual nivel del 3.2%.

Entre las razones que mencionó para explicar la desaceleración de las economías de la región, Werner destacó el fin del ciclo de los altos precios de las materias primas que exporta la región.

En esa línea, dijo que el voraz apetito por materias primas de China ha cambiado desde uno de agresivas inversiones a uno más focalizado en su demanda interna.

Bajo ese nuevo escenario, el director del FMI adelantó que la región enfrentará un período de años de menor crecimiento, por lo que la política contracíclica de los gobiernos será clave.

“Cualquier ejercicio de contabilidad de crecimiento para América Latina le tiene que dar que, para los próximos cinco años, el crecimiento difícilmente será cercano al 4.0% que registramos (anteriormente) y será mucho más cercano a una tasa promedio del 3.0%”, dijo Werner.

“En ese sentido, los temas estructurales deberían regresar a la agenda de manera importante y obviamente la política contracíclica en el ámbito fiscal”, agregó.

La estimación de crecimiento económico para América Latina este año probablemente será revisada a la baja ante una importante desaceleración y un desempeño menor de países como Brasil y Argentina, entre otros, dijo el jueves un director del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Durante un foro en Santiago, el director para el Hemisferio Occidental del FMI, Alejandro Werner, adelantó que en octubre el cálculo de expansión de la economía en la región sería rebajado desde una actual proyección del 2.0%.

“Estamos viendo para América Latina un escenario de una desaceleración muy importante en el año 2014 que se revertirá parcialmente hacia el 2015-2016, pero aún con eso estamos viendo un futuro para América Latina para los próximos años sustancialmente menor a lo que vimos en la última década”, dijo Werner en su presentación.

Los pronósticos de crecimiento del 2014 en países como Brasil, Chile, Perú, Argentina y Venezuela probablemente serán recortados, agregó.

Tras una reunión el miércoles con el ministro de Hacienda chileno Alberto Arenas, el funcionario del FMI ya había adelantado que se revisaría a la baja la estimación de crecimiento de Chile para este año desde un actual nivel del 3.2%.

Entre las razones que mencionó para explicar la desaceleración de las economías de la región, Werner destacó el fin del ciclo de los altos precios de las materias primas que exporta la región.

En esa línea, dijo que el voraz apetito por materias primas de China ha cambiado desde uno de agresivas inversiones a uno más focalizado en su demanda interna.

Bajo ese nuevo escenario, el director del FMI adelantó que la región enfrentará un periodo de años de menor crecimiento, por lo que la política contracíclica de los gobiernos será clave.

“Cualquier ejercicio de contabilidad de crecimiento para América Latina le tiene que dar que, para los próximos cinco años, el crecimiento difícilmente será cercano al 4.0% que registramos (anteriormente) y será mucho más cercano a una tasa promedio del 3.0%”, dijo Werner.

“En ese sentido, los temas estructurales deberían regresar a la agenda de manera importante y obviamente la política contracíclica en el ámbito fiscal”, agregó.

 

Siguientes artículos

Bolsas abren en terreno negativo
Por

El S&P500 se aleja de su récord y de los 2,000 puntos al ceder 0.35%.   Las bolsas estadounidenses abrieron en...