La directora del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, no tiene objeción a los planes de convertir el fondo de rescate de la eurozona en un Fondo Monetario Europeo.

La Comisión Europea ha sugerido la transformación del Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEE) en un Fondo Monetario Europeo en toda regla bajo control parlamentario y anclado en la legislación comunitaria, que también se convertiría en una barrera para el fondo de resolución bancaria de la eurozona.

El plan cuenta con el respaldo de países como Francia y Alemania.

“¿Por qué no?”, dijo Lagarde en una entrevista con el diario suizo Tages-Anzeiger.

PUBLICIDAD

“La crisis de la eurozona mostró que se necesita un sistema de gestión de crisis que sea independiente, capaz de actuar rápidamente y eso funciona según normas estrictas. Cómo se llame ese mecanismo es secundario. Si uno lo quiere llamar el Fondo Monetario Europeo, adelante”.

También rechazó la idea de que se fuera a usurpar el papel del FMI en una región donde se implicó en el rescate de Portugal, Irlanda, Chipre y Grecia en los últimos años, a menudo a cambio de dolorosas reformas.

“No servimos a un región, sino a 189 países. Eso también incluye a países de la eurozona. Y si juntos decidimos que otros mecanismos de crisis como el MEE se impliquen, eso está bien”, añadió.

 

Siguientes artículos

China protesta ante EU por posible imposición de aranceles
Por

El Ministerio de Comercio de China criticó un informe del gobierno de EU sobre importaciones de productos de acero y alu...