La Fed debe seguir observando los datos y aplazar el primer aumento de tasas hasta que haya más indicios de inflación de salarios o precios, índico el FMI.

 

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) debería demorar un alza de tasas de interés hasta la primera mitad del 2016, cuando haya señales de un repunte en los salarios y la inflación, dijo el jueves el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su evaluación anual de la economía.

PUBLICIDAD

El reporte del fondo se da en medio de señales de que algunos funcionarios en el banco central también están presionando por demorar el alza de tasas hasta que existan señales más claras de una recuperación sostenida.

“La Fed debería seguir siendo dependiente de los datos y aplazar su primer incremento en las tasas hasta que haya mayores indicios en los salarios o en la inflación, que actualmente son evidentes”, resaltó.

“Con base en las previsiones macroeconómicas de la misión y, salvo sorpresas al alza para el crecimiento y la inflación, esto pondría el despegue de tasas hasta el primer semestre de 2016”, agregó.

El FMI prevé que sólo a mediados de 2017, la lectura de gastos de consumo personal (PCE) -la medición favorita de la Fed para la inflación- alcanzaría el objetivo del banco central de 2%.

“Un despegue posterior podría implicar un ritmo más veloz de alzas de tasas y podría generar una escalada modesta de la inflación por sobre el objetivo de mediano plazo (quizás una aceleración hacia el 2.5%)”, dijo el Fondo.

“Sin embargo, postergar la subida de las tasas proveería un considerable seguro contra el riesgo de desinflación, anulación de políticas, y volver a tasas de interés oficiales de cero”, añadió.

El prolongado período de tasas de interés en cero ha llevado a una caza de rendimientos en los activos estadounidenses, aunque el FMI dijo que al presente eso había creado “bolsones de vulnerabilidades” más que “excesos de base amplia”.

El Fondo advirtió que una migración de la actividad de intermediación financiera a entidades no bancarias que tienen una regulación más laxa y el potencial para una liquidez insuficiente en una gama de mercados de renta fija podrían llevar a movimientos “abruptos” en la fijación de precios en los mercados.

El pasado 20 de mayo, los funcionarios de la Fed coincidieron en que sería prematuro subir las tasas de interés en junio y que un avance de la inflación era contrarrestado por un debilitado mercado laboral y datos flojos de la economía.

La semana pasada, el gobierno estadounidense dio a conocer el crecimiento del primer trimestre de 2015, el cual fue de 0.7%.

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

Grecia rechaza acuerdo de sus acreedores
Por

El país debe hacer recortes de pensiones y elevar los impuestos a la energía eléctrica para que puedan liberar los prést...