La reducción en la expectativa de la economía mexicana para 2015 se debe a la débil demanda de los hogares y a la política fiscal restrictiva del gobierno.

 

Las previsiones de crecimiento para México siguen deteriorándose. El Fondo Monetario Internacional (FMI) revisó a la baja la estimación a 3% desde 3.2% para 2015.

PUBLICIDAD

La reducción del organismo a cargo de Christine Lagarde se debe a la lenta evolución de la demanda de los hogares y a la política fiscal restrictiva que reduce el efecto positivo de la mejora en la economía estadounidense.

Este recorte es el segundo que hace el FMI a la previsión que tenía para México para 2015. El pronóstico inicial era un crecimiento de 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB).

Asimismo, la institución redujo su expectativa para 2016, de 3.5% a 3.3%. Previamente, el FMI estimaba un crecimiento de 3.8% para México en el próximo año.

El pronóstico coincide con los de otros organismos internacionales. La semana pasada, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) modificó su expectativa para la economía mexicana a 3% desde 3.2%

Por su parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) espera un crecimiento de 3.7%, una estimación muy por arriba de lo previsto por el FMI.

El recorte está en línea con el sector privado en México. Las principales encuestas muestran que los analistas prevén un crecimiento de alrededor de 2.9% en 2015.

 

Crecimiento global moderado

Respecto a la economía global, el organismo internacional prevé un crecimiento de 3.5% para este año. El reporte arroja que el crecimiento del orbe sigue siendo moderado, con perspectivas desiguales entre los países.

El FMI señaló que las perspectivas de crecimiento de las economías avanzadas están mejorando, mientras que las de países emergentes o en vías en desarrollo estarán a la baja.

La economía de Estados Unidos crecerá a una tasa de 2.4% para 2015 y 2016, estimó el FMI.

El organismo indicó que el crecimiento estadounidense está apoyado por la creación de empleos, el aumento de los ingresos de las familias, la mejora en la confianza del consumidor y la reducción en los precios del petróleo.

Para América Latina, el FMI señaló que el crecimiento del PIB será de 0.9% en 2015, mientras que espera que la tasa de crecimiento mejore en 2016 y llegue a 2%.

La menor expectativa de crecimiento en la región puede explicarse por las pobres previsiones que hay para Brasil, que son de -1% y 1% para 2015 y 2016, respectivamente.

Esta misma situación se estima para Argentina, con una reducción en la tasa de crecimiento, que podría ser de -0.3% en 2015 y 0.1% durante el próximo año.

La economía venezolana es la que presenta las estimaciones más deterioradas en América Latina, con una caída de 7% este año y 4% en 2016.

En el terreno favorable, la institución estimó un crecimiento del PIB de 3.4% y 3.7% para Colombia en este año y el siguiente. Misma tendencia para Perú, donde se espera que la economía crezca 3.8% en 2015 y 5% en 2016.

Para la economía chilena, la organización espera un crecimiento de 2.7% para este año y de 3.3% en 2016.

 

Siguientes artículos

Mercados abren a la baja ante reportes trimestrales
Por

El índice IPC , que agrupa a las 35 acciones más negociadas, perdía un 0.45%  y se ubicaba en 44,793.20 puntos.