Reuters.- Los encuentros de primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Washington la próxima semana probablemente redoblarán las advertencias contra el proteccionismo comercial, en momentos de constantes roces entre Estados Unidos y China luego de los aranceles que ordenó el presidente Donald Trump.

La directora gerente del Fondo, Christine Lagarde, ya adelantó cuál sería el tono, alertando acerca del efecto nocivo de las guerras comerciales sobre los pobres, la productividad y la difusión tecnológica. Ahora, China dijo que responderá si Estados Unidos intensifica sus medidas.

“Estados Unidos y China todavía están en una fase en la que intentan conocer las intenciones del otro”, dijo Masahiro Ichikawa, estratega de Sumitomo Mitsui Asset Management en Tokio. “Si bien China mostró cuán lejos puede ir, los mercados no se calmarán hasta que las dos potencias alcancen un acuerdo”.

El tema comercial también podría aparecer en las presentaciones programadas de algunos funcionarios de la Reserva Federal estadounidense, como los jefes de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic; de San Francisco, John Williams; de Chicago, Charles Evans; y de Nueva York, William Dudley.

PUBLICIDAD

Mientras, la temporada de anuncios de resultados del primer trimestre de las grandes corporaciones de Estados Unidos tomará impulso, con los reportes de ganancias de Goldman Sachs, Morgan Stanley, General Electric, Alcoa y Netflix, entre varias más.

En materia de datos, Estados Unidos solo tiene indicadores secundarios como ventas minoristas y producción industrial mientras que en la zona euro, la lectura final de la inflación de marzo volvería a dar 1,4 por ciento, lo que mantendría sin cambios los planes del Banco Central Europeo (BCE).

China también tiene prevista la publicación de datos de ventas minoristas y producción, pero el más importante será la evolución del producto interno bruto (PIB) del primer trimestre. Un sondeo de Reuters anticipó un crecimiento de 6,8 por ciento, estable con respecto a los últimos períodos.

Aparte, los inversores prestarán atención a los mercados de Rusia y Turquía, cuyas monedas siguen muy inestables. El rublo ruso cayó a mínimos en más de un año esta semana como resultado de las últimas sanciones estadounidenses contra Moscú.

 

Siguientes artículos

México, primer lugar en producción de plata a nivel mundial en 2017
Por

La producción aumentó en 10.1 millones de onzas, un 5% frente al año precedente, impulsada por una mayor generación en l...