El Fonatur tiene de plazo cuatro días para realizar las acciones necesarias para el rescate y reubicación de ejemplares silvestres que se vieron afectados por las obras en el manglar de Tajamar, ubicado en Quintana Roo.

 

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) exigió al Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) la presentación de un plan para la reubicación de las especies que se vieron afectadas por los trabajos de construcción que se hicieron en el Manglar de Tajamar.

En un comunicado, la Profepa señaló que el Fondo tiene hasta el 8 de febrero para presentar dicho plan que ejecutará para el rescate de las especies, así como la reubicación de éstas.

El Fonatur tiene que presentar el próximo 15 de febrero otro plan respecto al retiro de los restos de vegetación removida, siempre y cuando no exista causa legal o mandamiento jurisdiccional que lo impida.

La Procuraduría reiteró que el Juzgado Segundo de Distrito en el estado de Quintana Roo otorgó una suspensión definitiva para el efecto de que se suspenda cualquier acto que implique la remoción de vegetación.

Esta suspensión no impide a la Profepa ordenar la ejecución de actividades de recuperación y rehabilitación de flora y fauna.

Como parte del seguimiento a las acciones que se llevarán en beneficio de las especies, el Fonatur estará sujeto a inspecciones de verificación por parte de la Procuraduría.

El gobierno del estado autorizó la construcción de un proyecto inmobiliario llamado Malecón Tajamar en Cancún, Quintana Roo.

Con esta aprobación se inició la tala de 22 hectáreas, por lo que se vieron afectadas especies como el cangrejo azul, rana leopardo, aves, iguanas rayadas, garzas, pelícanos cafés y cocodrilos Moreletti, además de cientos de plantas y mangles.