Las ventajas que ofrecen los fondos de inversión son: diferentes tipos de liquidez, horizontes de inversión y objetivos de rendimiento.

 

 

Cada persona es única. Por ello, cuando acudimos a una entidad como clientes solicitamos un producto acorde a nuestras necesidades y que éste cambie según varíen las circunstancias personales a lo largo del tiempo. Un caso peculiar sucede cuando un cliente busca invertir en fondos de inversión, ya que lo que hace realmente es comprar un número de participaciones de éste a un precio determinado, donde cada título representa la parte proporcional de los instrumentos que conforman el portafolio. Al momento de ser vendidas la diferencia de precio entre la compra y la venta es la que indicará el beneficio.

PUBLICIDAD

La característica diferencial de los fondos de inversión contra inversiones en directo es que se manejan bajo el principio de la diversificación de riesgos, por lo que las carteras están conformadas por valores de diferentes características, los cuales son emitidos por varios emisores a plazos determinados y con exposiciones a diversos tipos de riesgos y rendimientos; estos aspectos hacen que la inversión sea menos riesgosa por la diversificación del portafolio que se realiza en un solo instrumento y donde cada cliente puede obtener los mejores resultados.

Por ello, una de las ventajas de invertir en fondos de inversión es que ofrecen diferentes tipos de liquidez, horizontes de inversión, objetivos de rendimiento, entre otros, de tal forma que un solo fondo puede ajustarse a las necesidades del cliente, así como también puede invertirse a través de un portafolio de fondos, diversificando así la inversión en diferentes plazos y tipos de especialización como cobertura cambiaria, tasa real, etcétera.

Resulta importante no olvidar que los beneficios y costos involucrados en el manejo de un fondo de inversión se reparten entre todos los accionistas involucrados, permitiendo la accesibilidad a los pequeños inversionistas en el manejo profesional de sus inversiones. Concretamente, su funcionamiento consiste en reinvertir el dinero recibido por el cobro de interés, amortizaciones y dividendos, lo que permite que se capitalicen continuamente los recursos del fondo. En este sentido, el inversionista no se tiene que preocupar por renovar su inversión continuamente, tal y como pasa en México actualmente, ya que existe un fondo de inversión único que invierte en acciones de empresas que cotizan en la BMV y que distribuye entre sus inversionistas los dividendos en efectivo acumulados durante cada mes.

Además, el mercado ofrece una gran variedad de fondos de inversión que se ajustan a las necesidades de cada individuo posibilitando participar con montos mínimos establecidos por cada distribuidor, y así obtener beneficios. El valor agregado de un fondo de inversión es que se obtienen mejores precios de mercado (debido al gran volumen de recursos que se administran), a diferencia de realizarlo en directo en cada uno de los instrumentos que conforman su portafolio.

Es importante mencionar que todas las operaciones se realizan bajo estándares de seguridad, tanto para los clientes como para las empresas. Por ello, la toma de decisiones se realiza mediante Consejos de Administración y/o Comités de Inversión donde se da seguimiento de cada uno de los acuerdos. Los Fondos de Inversión, así como sus prestadores de servicios, están sujetos a las disposiciones vigentes emitidas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), las cuales tienen como objetivo proteger los intereses del público inversionista mediante la supervisión y vigilancia de la CNBV.

 

 

Contacto:

Twitter: GFInteracciones

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Dos automotrices quieren dominar el segmento premium
Por

Nissan y Daimler no están dispuestas a cruzar los brazos ante el renacer del mercado de lujo en Estados Unidos. Su respu...