Los turistas buscan experiencias que les permitan estar en contacto con escenarios naturales e incomunicados. Aunque la propuesta pudiera parecer atractiva, sobrevivir a ello puede ser todo un reto, en especial para los más inexpertos.

 

 

La reserva ecológica La Encrucijada, al sur del estado de Chiapas, ofrece una aventura sin precedentes. El turismo de aventura y naturaleza en centros ecoturísticos con poco acceso en Chiapas se ha convertido en propuesta atractiva, pues la idea de conocer ecosistemas naturales ubicados entre los manglares más grandes de México y el Océano Pacífico es el plan favorito para el 40% de los turistas, de acuerdo con cifras de Adventure Travel Trade Association (ATTA).

PUBLICIDAD

Un estudio realizado por ATTA en conjunto con la Universidad de George Washington reveló que de 2009 a 2013 el turismo de aventura y naturaleza a nivel mundial creció casi 200%, al facturar 263,000 millones de dólares, en contraste con los 89,000 millones registrados al cierre de 2009.

Mientras, la derrama económica por este rubro en México es aproximadamente de 70 millones de pesos, según datos de la Secretaría de Turismo (Sectur).

Chiapas cuenta con el 20% de la biodiversidad de México y alberga siete de los nueve ecosistemas más representativos del país, así como 46 áreas naturales protegidas, entre las que destacan La Encrucijada, La Biosfera de Montes Azules y Lagunas de Montebello. Al cierre de 2013, las 46 áreas en conjunto registraron una afluencia por más de un millón de turistas.

Otro de los sectores beneficiados con la industria de aventura y naturaleza en México son las empresas turísticas sustentables.

Sectur explica que estas empresas buscan equilibrar tres factores: social, económico y ambiental.

Para el aspecto social, la empresa sustentable contribuye con su actividad a generar valor social en la comunidad donde que trabaja; en el económico busca conciliar el desarrollo de nuevas tecnologías ambientales, mientras que con el ambiental fomenta prácticas rentables y limpias.

Durante tres días, el staff de esta edición conoció y platicó con los representantes de La Red, una organización integrada por seis cooperativas originarias del lugar, experiencia que sirvió para la realización de un reportaje acerca del turismo de aventura y el impacto económico local; sin embargo también sirvió como experiencia para hablar acerca de lo que debe saber todo viajero primerizo que busca emociones extremas.

 

¿Cómo sobrevivir?

Debido a que la preservación de la naturaleza en los centros ecoturísticos es lo más importante en el contexto del bienestar social, los servicios que se ofrecen solamente cubren las necesidades básicas; no obstante, brindan un entorno en que los turistas pueden desarrollar actividades de aventura al máximo.

Una de las cosas más importantes para realizar actividades de turismo de aventura y naturaleza es tener respeto hacia los entornos naturales y los gestores de estos espacios, así como la disposición para aventurarse y ensuciarse en lugares donde pocos han tenido la oportunidad de adentrarse.

Si tienes pensado conocer destinos ecoturísticos, te compartimos 10 consejos básicos para sobrevivir durante tu aventura:

1.- Antes de comenzar deja todo preparado. En los centros ecoturísticos difícilmente encontrarás señal de Internet móvil o inalámbrico, debido a que son lugares apartados y en contacto con la naturaleza. Si tienes pendientes laborales o familiares procura dejarlos en orden, pues estarás incomunicado durante esos días. Asimismo, informa a una o más personas acerca de tu ubicación y ruta, con el propósito de que en caso necesario te encuentren con mayor facilidad.

2.- Conoce tu destino. Cuando se trata de destinos de aventura y naturaleza, lo más recomendable es que se haga una investigación previa acerca de las condiciones climatológicas, puntos de acceso, nivel de dificultad, peligros y tipos de flora y fauna.

3.- Viaja ligero. Es importante que evites maletas grandes o incómodas. Te recomendamos una mochila de tortuga (que va a los hombros) con sujetador de cadera para distribuir el peso, ya que el acceso a los centros ecoturísticos –en la mayoría de los casos– es a través de lancha o caminos de terracería.

4.- Empaca sólo lo necesario. Aunque no lo creas, durante tu aventura no necesitarás nada más que tus pies y tus manos para conocer el lugar, así que olvida cosas innecesarias, como computadoras, tarjetas de crédito o joyas. Te sugerimos llevar un pequeño botiquín con medicamentos, pilas, lámparas, mapa de tu destino, toallas desinfectantes y, lo más importante, bloqueador y repelente de insectos.

5.- Olvida jeans y sandalias por unos días. Lo sabemos: ocupar jeans es cómodo, pero para practicar turismo de aventura esta prenda se convertirá en un contratiempo. Cuando la mezclilla se moja pesa más y su proceso de secado es más tardado, en comparación con unos pantalones sueltos y largos, que además de ocupar menos espacio en la mochila, te ayudarán a evitar lesiones ocasionadas por el contacto con la vegetación. Para el calzado te sugerimos ocupar botas o tenis cerrados de buen amarre, con ventilación que permita una buena transpiración.

6.-  Mantente atento.  Es inevitable contemplar las maravillas naturales y poco exploradas, pero durante los recorridos no estás exento de sufrir en accidentes. Procura prestar atención al camino que desees explorar. Ya sea manglar, montaña, bosque, selva, desierto o río, es importante que busques los lugares menos estrechos y de fácil acceso; esto podría evitar que te lesiones.

7.- Sé paciente. Si viajas con un grupo de personas mantén la calma. Todos, sin importar su experiencia, son diferentes en capacidades y agilidades.Te recomendamos descansar cada determinado tiempo, con el propósito de que se hidraten, revisen su equipo y conozcan el estado de los integrantes, debido a que cada organismo reacciona de forma diferente a las condiciones climatológicas.

8.- Por muy experimentado que seas, no explores de noche. Cuando se trate de lugares de difícil acceso o que no conoces, evita aventurarte solo, sobre todo durante la noche, ya que las condiciones climatológicas generan cambios en el ecosistema. Recorrer el lugar sin conocerlo te expone a su flora, fauna y a obstáculos o riesgos que probablemente durante el día no supongan peligro alguno, pero en la noche sí.

9.- Si no tienes el equipo adecuado, procura conseguirlo. Hagas lo que hagas no improvises con el equipo, pues tu seguridad está de por medio. El turismo de aventura y naturaleza es más especializado en contraste con el del sol y playa; por eso es necesario que tomes todas las precauciones. Si no cuentas con el equipo, puedes comprarlo o pedirlo prestado. Los básicos de cualquier turista de naturaleza son elementales para su supervivencia.

10.- Lo más importante: diviértete. Sin duda, tu experiencia de aventura te provocará lesiones como rasguños o caídas, y si eres un tecnoadicto probablemente presentes síntomas de ansiedad, pero son actividades que te pondrán a prueba y que no puedes desaprovechar.

Un último tip: antes de aventurarte acude a tu médico si padeces de afecciones cardiacas, problemas de columna o algún síntoma de enfermedad.

 

forbes_staff_chiapas_turismo_aventura_mar_buena

 

 

Siguientes artículos

Un homenaje al mar entre el lujo y los sabores
Por

Viajamos a Iberostar Grand Hotel Paraíso en Cancún para conversar con Ángel León, el chef del mar, para vivir en primera...