La reciente edición de los Golden Globes demostró que nada está escrito en los premios de la industria cinematográfica. La sorpresa de la noche, ‘1917’, es un filme del director Sam Mendes que, silencioso y sin mayor exposición hasta el momento, logró arrebatar los máximos galardones de la noche (Mejor Director y Mejor Película de Drama) a figuras consolidadas de la industria, como Martin Scorsese y Quentin Tarantino, favoritos de la crítica especializada.

‘1917’ no necesitó la publicidad o del gran reparto presentado en películas consideradas como favoritas, como ‘The Irishman’ o ‘Once upon a time in Hollywood’. Su mayor acierto de acuerdo con los especialistas radica en el impecable trabajo del director, quien orquestó todos los elementos técnicos a su disposición para que el espectador formara parte de la trama siguiendo sigilosamente a los personajes.

También puedes leer: ‘Familia de medianoche’, la historia mexicana que aspira al Oscar

1917 Oscar

Sam Mendes trabajó durante dos años para poner en marcha ‘1917’, una historia en el marco de la Primera Guerra Mundial que su abuelo le contó.

A diferencia de otras cintas, la película de Mendes llega este año a las pantallas de cine nacionales. Su reciente estreno en Estados Unidos y su próximo estreno en México, el 17 de enero, afianzará los comentarios que han surgido por parte de los críticos. Las casi dos horas de duración del filme construirán una ruleta de emociones, entre explosiones, persecuciones, disparos, pérdidas y aciertos.

Pero, ¿por qué ‘1917’  ha sorprendido tanto? En lo general se debe a la serie de elementos que armoniza, y en lo específico, a una impecable técnica visible en pantalla. El director se aventuró a contar la historia desde el plano secuencia, técnica cinematográfica que enlaza largas escenas para que parezca una sola. Un desafío que puede ser difícil de lograr, pero que en ‘1917’ se materializa con éxito.

La cinta de Mendes se desprende de una anécdota que su abuelo, Alfred Mendes, le contó. En ella se narra la historia de dos soldados británicos que participaron en la Primera Guerra Mundial, en 1917, quienes tienen como misión entregar un mensaje al segundo Batallón del Regimiento de Devonshire. En todo momento la cámara sigue a estos personajes simulando un tiempo real de los acontecimientos, mostrando las vivencias que pasaron para cumplir su misión.

1917 Oscar

El plano secuencia sigue en tiempo real a los protagonistas de la cinta.

Esta técnica cambia la perspectiva de la película. Las secuencias están enlazadas en forma tal que el espectador podrá percibir en planos cercanos los elementos que integran la imagen (sangre, cuerpos apilados, ratas) como si estos desprendieran olores y sensaciones. Cada escena fue meticulosamente montada y ensayada pues después de empezar a rodar no había marcha atrás. Todo tenía que seguir su ritmo y quedar impecable para lograr el objetivo pretendido.

Sam Mendes pudo tener todo en contra. Grabar las secuencias en casi su totalidad en exteriores lo hizo depender de la luz y el clima, un reto para el equipo de fotografía que tuvo que filmar con lo que tenía a su alcance en el momento preciso. Ninguna locación se repite y cada una de ellas se tenía que explotar en movimiento, entre ríos, pueblos, trincheras, zonas de guerra y pueblos.

1917 Oscar

Actores consagrados como Benedict Cumberbatch, que participan en ‘1917’, ofrecen soporte con personajes secundarios para que el ritmo de la historia lo sigan los protagonistas.

Otra característica que hace especial a ‘1917’ es la elección de su reparto. Para sus protagonistas, el director eligió a actores emergentes con la intensión de que la interpretación hablara por sí misma y no se basara en las expectativas de un histrión consagrado. Curiosamente, los personajes secundarios de la trama sí vienen respaldados con actores reconocidos, como Richard Madden, Collin Firth y Benedict Cumberbatch, quienes en breves participaciones dan peso a la trama de la película sin opacar a los protagonistas.

El revuelo que causó el filme tras obtener los premios más importantes en los Golden Globes no fue un asunto de suerte. Detrás de ‘1917’ se encuentra una película con gran esfuerzo técnico y una historia que mantiene atento al espectador de principio a fin, por lo que, de ganar el Oscar, tampoco podría considerarse una sorpresa.

Te puede interesar: Oscar 2020: La ceremonia no tendrá presentador por segundo año consecutivo

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Oscar Parasite Netflix estrenos
Oscar 2020: Esta será la ganadora a Mejor Película… según los expertos
Por

Los especialistas en el mundo del cine ya tienen a su favorita en la categoría de Mejor Película... y tal vez no sea la...