Abelardo Marcondes, fundador de LuxuryLab, nos da sus recomendaciones imprescindibles para sacarle todo el jugo a un día en una de las ciudades más importantes de Brasil. 

Hotel Fasano

El primer hotel diseñado por Philippe Starck, en la playa de Ipanema, rinde homenaje a la bossa nova con materiales típicamente brasileños como los suelos de Îpe y el enorme tocón de piquiá de la mesa de recepción, junto a otros más deluxe como el mármol griego, el ladrillo argentino del siglo XIX y el ónice chino. Las habitaciones, con muebles de Sergio Rodrigues, respiran un espíritu relajado y cool, el spa Renata de Abreu ofrece tratamientos de La Prairie y Al Mare, su restaurante, está comandado por Paolo Lavezzini.

fasano1

Aprazível

En el barrio de Santa Teresa y con unas increíbles vistas sobre la Bahía de Guanabara en medio de un jardín con mesas al aire libre, Aprazível es el restaurante ideal para descubrir la cocina brasileña clásica con platos como la galinhada caipira (un risotto de pollo con mineiro salchicha, achicoria y frijoles). Se ha prestado especial atención a la materia prima y todo el menú está elaborado con productos orgánicos de plantaciones sostenibles. El servicio, muy atento, garantiza toda una experiencia sensorial.

Ipanema, posto 9

La playa de Ipanema está organizada en diferentes postos o puestos de socorristas. El 9 es uno de los favoritos de los cariocas, ya que según Abelardo Marcondes es donde va la gente más bonita de la ciudad. El creador de LuxuryLab apuesta también por vivir la experiencia de un auténtico carioca y pedir en Polis Sucos, una tienda de jugos cercana a la playa, un acai con plátano y granola. Para quienes quieran comprar lo último en moda en Río de Janeiro o unas Havaianas para la arena, recomienda bajar por las calles Gardía d’Avila o María Quiteria.

ipanema-posto-9

 

Lee también: Qué hacer si tienes 48 horas en París

 

Museu do Amanhã

La Bahía de Guanabara ha ganado una joya en el olvidado Puerto Mauá, un área degradada que está siendo recuperada para los Juegos Olímpicos y que ahora ha sido rebautizada como «Puerto Maravilla». El Museo del Mañana es una imponente construcción de líneas futuristas proyectada por Santiago Calatrava. Es una especie de planetario del siglo XXI, pensado como un centro de experiencia sensorial e interactiva. Otro clásico imperdible es el Museo de Arte Contemporénao de Niterói, diseñado por Oscar Niemeyer.

museuamanha01

Sítio Burle Marx

Hay que salir de la ciudad, pero merece la pena. Situado en Guaratiba, a 60 kilómetros al oeste de Río de Janeiro, el Sitio Burle Marx fue propiedad del famoso arquitecto, paisajista y artista plástico brasileño Roberto Burle Marx desde 1949 hasta su muerte en 1994. Sus jardines, con más de 350 mil metros cuadrados y 3,500 especies de plantas, muchas de ellas en peligro de extinción, son su obra maestra. Para aquellos que no quieran abandonar Río, toda la banqueta de Copacabana y el Aterro do Flamengo son obra suya.

No te pierdas más rutas en la edición de octubre de Forbes Life Travel. 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Moda y entretenimiento esperan en Amber Lounge México 2016
Por

Amber Lounge, la icónica fiesta que acompaña a la Fórmula 1, regresa a México por segundo año consecutivo con las expect...