En Forbes Life te presentamos tres opciones para celebrar la llegada de 2016 en distintas latitudes del mundo.

La espera de un nuevo año está por finalizar, por lo que la esperanza y los nuevos propósitos invaden nuestros próximos días. Es por ello que vale la pena pensar en comenzar este nuevo ciclo en un lugar especial rodeado de las personas importantes.

  • The Knickerbocker Hotel

Desde una de sus lujosas terrazas, al borde de Times Square, en la ciudad de Nueva York, se llevará a cabo una inmemorable fiesta de fin de año. Como parte de sus celebraciones de 95 años. The Knickerbocker, un emblemático hotel situado en este rascacielos plantea recordar el esplendor de su mejor época al estilo del Gran Gatsby. Será a través de una celebración exclusiva con las mejores vistas de la ciudad. Los huéspedes podrán elegir entre diversos paquetes de hospedaje que incluyen acceso a la gala privada de Año Nuevo y al Brunch al día siguiente, que van desde 70 mil a 110 mil dólares. Tras una renovación de 250 MDD, este hotel de 5 estrellas volvió a abrir sus puertas en febrero de 2015.

theknickerbocker.com

Knickerbocker St Cloud
  • Four Seasons Shanghai 

Cada 31 de diciembre al sonar las campanas, se desea una vida sana y feliz, es por lo que este resort del Four Seasons en China ofrece una celebración de fin de año llena de especialidades gastronómicas típicas de este destino, además de que el chef a cargo  hará un recorrido para deleitar a los comensales por platillos emblemáticos de la cocina cantonesa e italiana. Mientras que para el día de Año Nuevo se podrá disfrutar de un almuerzo en su restaurante Camelia. Como parte de este trato especial se incluye dentro de los paquetes invernales, tratamientos faciales, así como masajes de cuerpo completo para recuperar la energía.

fourseasons.com/pudong

Chinese-Restaurant-2
  • The Peninsula Paris

Exclusivas cenas, cocteles, cestas de regalos y los tratamientos de spa más revitalizantes para este invierno los tiene The Peninsula Paris, que por temporada decembrina pretende crear experiencias inmemorables a sus huéspedes. El retorno del embajador de la época, Snowpage, es uno de los juguetes de lujo, que a través de su venta, un porcentaje será donado a la fundación Make-a-Wish, que se encarga de ayudar a niños en situación vulnerable. La experiencia en este resort de lujo parisino viene a la par de paquetes que incluye las tops suites, cena, desayuno y actividades familiares como exclusivos picnics, hacer volar cometas, preparar distintas recetas y postres.

snowpage.peninsula.com/en/paris

Limited-Edition-SP---US-hotels

 

 

Siguientes artículos

Rolls Royce, el pináculo de la grandeza
Por

Phantom, Ghost y Wraith, los caballeros que dan vida a la firma inglesa son la evidencia de que la esencia de Rolls-Royc...