El Salón Internacional de Alta Relojería se instaló en la Ciudad de México una vez más para deslumbrar a los amantes de los guardatiempos más sofisticados con piezas que han sabido superar a sus antecesores. Recorrimos los pasillos en donde se resguardan verdaderas obras de arte para portar en la muñeca y hemos elegido algunas de las más destacadas.

Constant Escapement de Girard Perregaux

El reloj de 125,000 dólares cuenta con un movimiento patentado por la marca cuya creación nació a partir de una investigación de cinco años. El movimiento consiste en una reserva de marcha de siete días que mantiene la fuerza constante. En la caja de 48 mm se muestra el movimiento en la parte de abajo, mientras que en la sección superior se marca la hora. La caja puede ser de oro rosa, de oro blanco o de titanio y sólo se realizan 12 unidades al año. Al interior hay rubíes y un filamento de silicio que es más delgado que un cabello y es éste el que le da la energía al reloj.

 

Chronomètre Optimum de F.P. Journe

Una de las marcas más interesantes para coleccionistas, pues los diseños son únicos y para coleccionistas. De la Souveraine Collection nace el Chronomètre Optimum que es la culminación de toda la investigación que ha hecho la firma sobre relojería. Incluso, el creador del mismo reveló que hace más de veinte años le preguntaron cómo sería el reloj que crearía para él y este tiene justo lo que él desearía. Se trata de un cronómetro de alta precisión con un doble barril que asegura la estabilidad, un dispositivo de fuerza constante y un escape bi axial de alto rendimiento. Por detrás de puede apreciar toda la belleza del movimiento completamente realizado en oro. Todos los elementos son diseñados y realizados por el maestro relojero. El modelo de 88,000 dólares de oro rosa y esfera negra es una edición reservada para las boutiques y hay únicamente 10 en el mundo.

copt_danse_pt_cuir

Horological Machine No. 8 MB&F

Inspirado en los autos de carreras de Can-Am de los setentas, su diseño toma la forma automovilística y aerodinámica. El movimiento automático es el que se puede ver a simple vista en la parte superior del reloj y la hora se esconde en el lateral. Esto para que se asemeje al tablero de un auto. El tablero es una ilusión óptica, porque el cristal de zafiro refleja los números del movimiento que se encuentra por debajo. Se realiza en titanio y oro rosa o blanco y hacen aproximadamente con un precio de 84,000 dólares.

hm8_rt_front_lres

Art Piece 2 de Greubel Forsey

Se trata de un reloj realizado 100% a mano por el maestro relojero. Sólo sola persona toca la pieza en todo momento y ninguna de las piezas que lo conforman fue colocada con una máquina ni con ayuda de computadoras. Dentro de sus complicaciones se encuentra un doble tourbillón. Michele Boulanger realizará tan sólo 11 piezas cuyo precio superó un millón 400 mil dólares. Las 11 unidades aún no han sido terminadas, no obstante ya todas ellas han sido vendidas.

gf_ap2_recto_grande_0

Rotonde de Cartier Mysterious Double Tourbillon

Los relojes misteriosos de la marca llevan este nombre porque se han diseñado en cajas con transparencias que hacen parecer que los mecanismos no están conectados entre sí, como si estuvieran flotando. La caja de platino de 45 mm oculta los movimientos sofisticados como el cronógrafo central, el tourbillon volante, o el astroregulador. El valor de esta pieza es de 3 millones 400 mil pesos.

639407-png-scale-314-high

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

5 tratamientos que sustituyen a las cirugías estéticas
Por

Veinte millones de cirugías estéticas se realizaron a nivel internacional en el año 2014. México es el quinto país en re...