“Bella Swan es redactada para entrevistar al enigmático y solitario Edward Cullen, multimillionario CEO de su propia compañía. Es un encuentro que cambiará la vida de ella de manera irrevocable, llevándola hacia los oscuros dominios del deseo”.

Por: Hayley C. Cuccinello

¿Suena familiar? Los personajes son amantes en la novela de Stephenie Meyer, Crepúsculo, pero la premisa es la misma que en Cincuenta Sombras de Grey de E.L. James. La erótica trilogía, originalmente titulada Maestro del Universo, fue publicada como un fanfiction de Crepúsculo en Fanfiction.net bajo el seudónimo  “Snowqueens Icedragon” en agosto de 2009.

Para los no iniciados en este tema, el fanfiction es ficción escrita por un fan que presenta personajes de un universo mítico en particular como un programa de TV o un libro. Su primo, la ficción de personas reales (RPF, por sus siglas en inglés, Real Person Fiction), retrata individuos reales- generalmente celebridades- como Harry Styles de One Direction.

A pesar de que Cincuenta Sombras ha sido desechado por muchos como mommy porn (subgénero de la literatura erótica) y “Novelas del Gran Idiota Americano”, James es la autora de fanfiction comercialmente más exitosa de todos los tiempos. Después de remover las referencias de Crepúsculo de Maestro del Universo, una practica conocida en inglés como filing off the serial numbers , E. L. James publicó la ahora rebautizada novela Cincuenta Sombras de Grey con Writer’s Coffee Shop, una editorial australiana creada por fans para publicar sus trabajos de manera comercial.

Los resultados fueron sorprendentes. A la fecha, James ha vendido alrededor de 70 millones de copias alrededor del mundo, incluyendo sus formas impresas, libros digitales y audiolibros. En 2013, FORBES nombró a E. L. James la autora mejor pagada en el mundo, con 95 millones de dólares en ganancias, gracias a la descomunal venta de sus libros y un cheque de siete dígitos por la primera adaptación de la película. En 2016, E. L. James fue la octava mejor pagada en el mundo, ganando 14 millones de dólares en 12 meses, lo cual aumenta sus ganancias totales a lo largo de cuatro años a la enorme cantidad de 131 millones de dólares. Con Cincuenta Sombras Más Oscuras– la segunda parte de la obra llevada a la gran pantalla – la fortuna de James solo continuará creciendo.

Para bien o para mal, E.L. James representa al fanfiction en la cultura popular. El éxito de la franquicia de Cincuenta Sombras de Grey desencadenó la fiebre del oro, con editoriales clamando por encontrar a la siguiente gran figura del fanfiction.

James se encuentra lejos de ser la única autora de fanfiction en convertirse en profesional. Antes y después de que Cincuenta Sombras sacudiera la industria editorial, muchos otros autores ya habían convertido su pasión en carreras profesionales.

E.L. James

KIRK Y SPOCK: LOS “ABUELOS DEL SLASH FANFIC

La comercialización del fanfiction comenzó antes de que internet tan si quiera existiera, años atrás cuando E.L. James aún se encontraba en la escuela primaria. Las raíces del fanfiction moderno se encuentran en los fanzines de Star Trek de los 70’s y 80’s, a pesar de que algunos críticos discuten que este movimiento comenzó con Operación U.N.C.L.E que precede a la serie de TV, Star Trek, por dos años.

Algunas obras realizadas por fans presentaban a Kirk y Spock en una relación romántica, lo cual dio pie al crecimiento del subgénero slash (homosexual). La literatura slash presenta dos o más personajes del mismo género dentro de una relación sentimental. “Este término proviene de la manera en que se escribía el emparejamiento de ambas partes (K/S),” dice Flourish Klink, co-anfitrión del podcast Fansplaining. “Definitivamente, fue el primer emparejamiento homosexual abiertamente discutido”.

“Kirk y Spock son los abuelitos del slash fanfic, lo cual se remonta años atrás cuando los fans escribían y compartían estas historias entre ellos en las convenciones,” dice Andi VanderKolk, co-anfitrión del podcast Women At Warp. Algunos autores recopilaron estos trabajos convirtiéndolos en fanzines generalmente vendidos a precio de costo.

Más tarde, algunos autores de fanzines encontrarían carreras profesionales. Lois McMaster Bujold, escritor de la saga de novelas  de ciencia ficción, La Serie de Miles Vorkosigan (Vorkosigan Saga en inglés), colaboró en numerosas fanzines de Star Trek a finales de la década de los 60’s. También, la autora de ciencia ficción y fantasía Diane Duane, quien ha escrito más de 10 novelas de Star Trek, anteriormente escribió fanfiction.

Hay muchos otros ejemplos fuera del universo de Star Trek. La autora de Darkover, Marion Zimmer Bradley, no solo permitía los trabajos hechos por fans, sino que publicaba algunos de ellos en antologías oficiales de Darkover. El escritor y productor de televisión Stephen Moffat, antiguo show runner de Doctor Who y show runner actual de Sherlock, anteriormente escribió fanfiction. “Me rehúso a ridiculizarlo, porque soy un hombre que escribe fanfiction de Sherlock Holmes como una manera de ganarme la vida,” Moffat declaró a Entertainment Weekly el año pasado.

Cita de Cecilia Tan

HARRY POTTER: LA FICCIÓN QUE LANZÓ MIL BARCOS

Crear y comercializar fanfiction es difícilmente un fenómeno nuevo, no obstante, a finales de los 90, esta comunidad fue impulsada por el surgimiento de nuevas plataformas que rápidamente se expandieron a través de internet.

A la saga de Harry Potter usualmente se le atribuye el lanzamiento el inicio del fanfiction moderno – con un gran flujo de visitas en sitios como Fanfiction.net y LiveJournal, mismos que fueron lanzados en 1998 y 1999, respectivamente. Racheline Maltese, ahora autora profesional del género romántico, escribió fanfiction en preparatoria y volvió a ella después del surgimiento de la obra de J.K. Rowling. “Los libros de Harry Potter estaban tardando demasiado en ser publicados, así que íbamos a terminar algunos nosotros mismos” Maltese reveló. “Mucha gente se involucró en Harry Potter en parte porque era un libro de niños que tenía a todos estos adultos con trágicos trasfondos circulando, de los que nunca nos enteramos, porque no era de lo que el libro trataba realmente”.

Nueve años después de que el último libro de Harry Potter llegara al mercado, el universo mágico de J.K. Rowling cuenta con uno de los fandoms más populares. En Fanfiction.net hay más de 759,000 fanfics relacionados con Harry Potter, el mayor número en el sitio. (Crepúsculo se encuentra en segundo lugar con más de 219,000 trabajos) Archive of Our Own, fundado a finales de 2009, cuenta con más de 117,000 obras escritas de este mismo universo, el mayor número que cualquier otra serie en cualquier medio, a excepción de la serie de televisión Supernatural (con 154,245 trabajos).

La más famosa autora de fanfiction dentro del fandom de Harry Potter es Cassandra Claire. Del año 2000 al 2006 publicó la extremadamente popular Trilogía de Draco, varios años antes de que James publicara Maestro del Universo.

Poco antes de publicar su primera novela de manera profesional, Ciudad de Hueso, con Simon & Shuster en 2007, Clare eliminó todos sus escritos de fanfiction de internet, aparentemente como seña de la transición al mundo de la escritura profesional. “Cabe destacar que Cassie Clare lo hizo primero pero no desencadenó la misma fiebre del oro que E.L. James causó cuando fue publicada” dice Adam Wilson, editor de Gallery Books, una imprenta perteneciente a Simon & Shuster, que ha trabajado con autores de fanfiction. Él atribuye esto al gran avance del mercado de publicación independiente y al factor tabú de Cincuenta Sombras.

Clare ha sido acusada de plagio y cyberbullying por varios miembros de la comunidad del fanfiction, cosa que ella niega. En 2001, después de que un miembro de Fanfiction.net la acusara de plagio de The Hidden Land, una novela fantástica escrita por Pamela Dan que luego llegaría a encontrarse agotada, el trabajo de Clare fue eliminado del sitio.

A pesar de haber alejado a un gran numero de seguidores de sus días de fanfiction, como lo muestran publicaciones negativas en foros y otras plataformas de social media, eso no ha detenido el éxito que ha tenido en el mercado de la cultura popular. Clare paso tres años en la lista bestseller del New York Times; además en 2012, aparentemente firmo un contrato de siete dígitos por una trilogía.

La película basada en su libro, Ciudad de Hueso, fue un fracaso en taquilla, recaudando tan solo 95.4 millones de dólares con un costo de producción de 60 millones de dólares, de acuerdo con cifras de Box Office Mojo. Su serie de novelas Mortal Instruments también llegó a la pantalla chica con el nombre de Cazadores de Sombras en Freeform. Misma que actualmente se encuentra en su segunda temporada, contando con un modesto promedio de 2.2 millones de espectadores en su temporada inicial, pero su renovación parece ser muy probable.

Dicho esto, Clare aún enfrenta algunas acusaciones con respecto a su trabajo. En febrero de 2016, la autora de Dark-Hunter, Sherrilyn Kenyon interpuso un juicio por motivos de copyright y registro de marca en contra de Clare. Desde entonces Kenyon ha lanzado reclamos por copyright y competencia desleal, y afirma que han sido descartados, pero la disputa por el registro de marca sigue en curso. Claire sostiene que estas acusaciones “carecen de fundamento”.

Cita de: Racheline Maltese

DAR EL SALTO DE FAN A ESCRITOR PROFESIONAL

Mas allá de controversiales figuras como James y Clare, hay miles de autores que han encontrado el éxito profesional a través del fanfiction, en menor medida –  pero con mucho menos drama.

Racheline Maltese atribuye gran parte de su éxito a sus proyectos de fanfiction. Maltese cerró el trato de su primer libro al responder a un post de Craiglist que buscaba escritores que trabajaran en una trivia de Harry Potter. “Le mandé a un chico un email desde mi móvil que decía como, ‘Hola, escribo fanfiction de Harry Potter y tengo una enorme cantidad de seguidores. También tengo un grado en periodismo. Deberías de darme este trabajo,” recuerda. Mandó links de su trabajo y cerró el trato al día siguiente.

Maltese conoció a su actual co-escritor, Erin McRae, a través de la comunidad de fanfiction de Glee y ahora escribe novelas en serie gracias a sus trabajos como fan. Es titulada Tremontaine, la antología que está basada en las obras de Ellen Kushner y que es publicada por Serial Box Company, editorial especializada en la publicación de sagas. Kushner también estaba consciente de que Maltese también había escrito fanfiction basada en sus sagas. “Me llamó y me dijo ‘Quieres ganar dinero con esto que de todas maneras sé que estarás haciendo?’ ” dice Maltese.

Ella no considera que su experiencia sea inusual, al decir que conoce más de 100 autores con historias similares. Cecilia Tan, una escritora del género erótico, fue publicada por las cinco casas editoriales más grandes, incluyendo HarperCollins y Macmillan, antes de escribir fanfiction. Encontrando su carrera durante una crisis a mitad de los 2000, Tan empezó escribiendo fanfiction para “mantenerse en forma” en el mundo de la escritura.

Como varios autores de fanfiction, Tan encontró un hogar creativo dentro del fandom de Harry Potter y prosperó gracias al feedback y camaradería del mismo. “Descubrí una muy acogedora comunidad de lectores y escritores muy talentosos”, afirma Tan. “Son más o menos 4 o 5 años después de que escribes algo [cuando normalmente] empiezas a recibir un feedback acerca de ello… Tengo tantas maneras en que agradecer al fanfiction por la revitalización de mi carrera.”

Después de que la agente de Tan leyera sus trabajos de ficción referentes al universo de Harry Potter, le sugirió escribir novelas de romance de manera profesional. “Yo estaba como ‘No, no, no. Yo no puedo escribir novela romántica.’” recuerda  Tan. “Ella dijo, ‘Mira acabas de escribir una’” Desde entonces, Tan ha escrito 14 novelas del género con dos más programadas para este año.

Tan se inspiró para escribir la saga de Universo Mágico a partir de su experiencia con el fanfiction de Harry Potter, a pesar de tener muy poco que ver una con otra. (Imagina que Howarts fuera un college que tuviera una comunidad abierta a alumnos LGBT que pasaran más tiempo teniendo sexo que estudiando). Cuando vendió la saga de 4 libros a la casa editorial digital de romance Ravenous Romance, Tan también los convenció  de lanzar una colección de historias cortas del género erótico basado en los personajes secundarios de la saga de Universo Mágico, aunque también quería dejar a otros autores escribir de “su universo” en escritos de fanfiction.

A diferencia de Rowling, Tan anticipó la base que los escritores de fanfiction tomarían – ¿por qué no tomar parte en la acción? “Dije, ‘Esto va a suceder, así que necesitamos estar  preparados”, explica Tan. “Ahora algunos de esos autores han seguido carreras profesionales”.

 

LA ATRACCIÓN HACIA LA PUBLICACIÓN

Aunque el fanfiction tiene el potencial de generar una gran cantidad de dinero, existe una resistencia de la comunidad tanto interna como externa hacia la comercialización de este fenómeno. La crítica externa es bastante obvia. Es sencillo desacreditar el fanfiction desde el exterior (con premisas tan extremas como “James Bond derrota SPECTRE con la ayuda de Pinoccho”) o del punto de vista pervertido (con etiquetas subjetivas como Dubcon, es decir, con un discutible consentimiento, o “PWP,” que significa Porn Without Plot (Porno sin Trama), así como Plot,What Plot? (Trama, ¿Cuál trama?)

Poniendo del lado el aspecto del gusto personal, el número absoluto de títulos de fanfiction garantiza una amplia rango de calidad. Por ejemplo Cupcakes, un trabajo de fanfiction de My Little Pony: Friendship is Magic considerada una de las peores obras de fanfiction de todos los tiempos en donde Pinkie Pie mata a Rainbow Dash y usa su cadáver para hacer cupcakes.

Los fans también se tornan unos contra otros cuando uno de los suyos convierte este hobby en una carrera profesional. “ El fanfiction es un regalo de la cultura. No hacemos dinero con esto”. ‘Wow, amo esta historia’, es la manera en la que nos pagan,” explica Maltese. “ Cuando alguien se convierte en profesional, da la sensación de “ser un vendido”.

Para complicar más la transición de aficionado a profesional, la comunidad usualmente  tiene una relación inestable con los autores de ato perfil que ellos admiran. Los casos de autores profesionales llevando casos de copyright a juicio son pocos y poco frecuentes, pero en sus primeros días, los problemas legales del fanfiction eran un gran problema. Por ejemplo, se cree que Anne Rice, autora de Crónicas Vampíricas (The Vampire Chronicles) mandó una carta al cese de Fanfiction.net en 2001, y es una del gran número de autores de los que los usuarios de Fanfiction.net han prohibido volver a escribir. “Hubo un punto en el que un gran número de autores se oponían al fanfiction”, recuerda Maltese. “Solíamos  poner largos avisos , esperando mitigar de alguna manera los  riesgos legales, y Anne Rice continuaba demandando personas”.

Rice se encuentra lejos de ser de las únicas autoras en expresar su inconformidad en contra de los autores de fanfiction, tratando de detenerlos como si fuera un juego de whac a mole, así que la mayoría de los autores profesionales por lo menos toleran el fanfiction no comercial. Los fans que recuerdan las ordenes de cese de Warner Bros o de Diana Gabaldon diciendo que escribir acerca de sus personajes es equivalente a “vender a sus hijos a la esclavitud,” monetizar fanfiction atrae atención no deseada y amenaza a la comunidad entera.

Dicho eso, la comunidad dedicada al fanfiction ha crecido y la posición de los autores se ha reblandecido, la mayoría de los fans apoyan a sus colegas cuando estos tienen éxito. “Tengo un puñado de autores de ficción favoritos” dice VanderKolk. “Si en algún momento nos convirtiéramos en profesionales, no estaría  más que feliz por ellos porque hay mucho trabajo puesto en el fanfiction que no es premiado”.

Cita de Racheline Maltese

“EL FANFICTION SOLO ES UN MALDITO HOBBY”

A pesar de que los autores de fanfiction que se convierten en profesionales representan una pequeña minoría  de los fans, es un fenómeno difícilmente único en la vida. ¿Por qué tratarlo como tal?

La explicación obvia es que los autores de fanfiction son usualmente cancelados. Aunque Tan y Maltese se encuentran lejos de ser las únicas autoras de convertirse en profesionales y que se encuentran orgullosas de sus raíces en el fanfiction, algunos lo mantienen en secreto para proteger su reputación. Sarah Rees Brennan, autora de Demon’s Lexicon admite que su background en el fanfiction ha sido perjudicial para su carrera. “Me han pasado demasiadas cosas malas gracias a eso, que parece como si hubiera cometido un crimen horrible,” escribió Brennan en su blog. “Nunca debí haberlo puesto en alto. No sabía las consecuencias de mis acciones.”

De todas maneras, algunos autores atribuyen la falta de notoriedad a los factores demográficos. El género de romance es el más común en el fanfiction y los lectores son predominantemente mujeres. En 2010, Fanfiction.net reportó que el 78% de los nuevos usuarios eran mujeres, y la Romance Writers Association (RWA) estima el 84% de los compradores de libros de romance pertenecen a este mismo género.

Las lectoras de fanfiction son consumidoras voraces – Archive of Our Own afirma que el número promedio de vistas diarias de la página está cerca de los 25 millones. De acuerdo con la RWA, en 2013 la industria del romance ganó 1,080 millones de dólares, es decir, el 34% del mercado de ficción de Estados Unidos. A pesar del poder de compra de las lectoras, las novelas de romance imponen menos respeto, ya estén publicadas en Archive of Our Own o publicadas por Random House. “Estoy en el género de romance, el género que hace más dinero, pero es el género del que la gente habla más mierda,” dice Maltese. “ Mucha gente se siente muy incómoda diciendo que leen ese género… por lo tanto, es algo que circula por debajo del radar.”

Cincuenta Sombras de Grey eclipsa al resto de las obras de romance, lo cual no ayuda a la reputación del género, precisamente.

Pero desde un punto de vista comercial, James ha elevado la verosimilitud del fanfiction y del género de romance completo. Aún cuando las editoriales o los outsiders del fanfiction no entiendan, el dinero habla.

Cincuenta Sombras ganó demasiado dinero… lo cual le dio credibilidad ante una gran parte de la audiencia,” dice Tan. “No estoy de acuerdo con ello, pero al mismo tiempo, me alegra que haya callado la boca de todos los críticos. [Cincuenta Sombras] no está brillantemente escrita en realidad, pero a la gente le encanta y pagan por ello, y eso es lo que importa en esta cultura.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

The Edition, una nueva fase del lujo
Por

Los hoteles The Edition están dando mucho de que hablar gracias a la singular forma de servicio y hospitalidad que ofrec...