Desconectarse de las preocupaciones cotidianas, apagar el teléfono o la tableta y disfrutar del silencio que impera en esta isla remota del Caribe.

Entregarse al más puro y relajante dolce far niente y sin culpa es la filosofía que impera en Amanyara, un resort que además ofrece la posibilidad de practicar buceo y conocer una de las reservas naturales de tortugas más extraordinarias del Caribe.

Gastronomía

Cocina asiática y mediterránea, con variedad de platos de pescado y mariscos. Se sirve buen sushi y hay una muy completa barra —la selección de rones es casi infinita—. Un consejo: probar las frutas de la región, exóticas hasta el extremo.

Spa

Este templo de sanación cuenta con cabinas para relajación y tratamientos —masajes, faciales, envolturas, exfoliaciones, etcétera—. Tiene una sala de yoga y un estudio de Pilates, con un instructor seis veces por semana.

Suites

Las islas Turcas y Caicos son el lugar ideal para recluirse y disfrutar con el teléfono y la computadora desconectados —aunque la conexión wi-fi del resort es excelente—. El silencio es religión y en cada una de sus 40 suites con amplios ventanales se respeta este credo. Para los que busquen algo diferente existen 20 villas todavía más espléndidas.

RS1040_Amanyara - Pavilion_Pond 3

Zona

Islas Turcas y Caicos

Aeropuerto

Providenciales

Destino

Turcos y Caicos

Servicios

  • Restaurantes
  • Spa y Gimnasio
  • Bar / Lounge
  • Alberca
  • Check-in: 14:00 h
  • Check-out: Mediodía
RS1035_Amanyara - SerenityVilla-Pilates2
 

Siguientes artículos

Obras de arte que marcan el tiempo
Por

Conversamos con Aldo Magada, presidente y CEO de Zenith, sobre sus planes para esta manufactura fundada en 1865 que encu...