La contingencia sanitaria provocada por el coronavirus ha obligado a todos los sectores a reinventarse frente a los cambios de la ‘nueva normalidad’. En una profesión como es la fotografía: un mundo de contacto entre creador y sujeto, ha derivado una transformación en sus paradigmas. Gustavo García-Villa, fotógrafo mexicano, tuvo que enfrentarse a este reto.

“Yo extraño dos cosas: los abrazos y trabajar,” explica García-Villa en entrevista para Forbes Life. Gustavo labora como Director Creativo de la revista L’Officiel desde hace cuatro años. La ‘nueva normalidad’ lo obligó a explorar el desconocido mundo de la fotografía a la distancia, primero para una portada de revista, y más recientemente para las imágenes que ilustran una serie de sencillos por el trío de pop mexicano, Reik.

Reik

Foto: Cortesía Gustavo García-Villa.

“La fotografía de personas tiene mucha emoción. El verlos de frente, hacer esa conexión… Cada persona es una experiencia única, y al no tener eso yo estaba negado a trabajar a distancia,” confiesa. Sin embargo, eventualmente la oportunidad se presentó para un proyecto con formatos nuevos. “Fue un proceso muy padre despojarme del rechazo que le tenía, y al final fue gozoso”, apunta García.

Llevando a cabo un proceso híbrido para crear las imágenes que acompañan a cada uno de los sencillos, el resultado es una mirada nueva sobre la intimidad que explora en su trabajo más conocido. Las imágenes, captadas a través de un iPhone 11 Pro Max, se transforman a través de intervenciones en caligrafía de tinta china y pétalos de flores.

García Villa

Gustavo García Villa. Foto: Cortesía.

“Este proyecto llegó en un momento donde estamos aprendiendo una manera de mirar diferente en esta nueva realidad,” comparte García-Villa, cuyo profundo amor por la corriente del surrealismo le inspiró para utilizar recursos disruptivos para evocar esa distorsión al plano real, a través de una pecera con agua y otros elementos, paralelo al sentimiento que vive el planeta ante el contexto actual.

Los sencillos de Reik, baladas compuestas y producidas desde el aislamiento, revelan la intimidad de sus integrantes durante la cuarentena, de quienes dice García-Villa: “dejaron todo lo pop e hicieron estas canciones para escuchar en soledad, o con quien te haya tocado vivir la pandemia”.

Reik

Foto: Cortesía Gustavo García-Villa.

Reik

Foto: Cortesía Gustavo García-Villa.

Fue con esta inspiración que tomó la decisión creativa de crear imágenes puras, honestas y sin artificios. García apunta que “Los paisajes se redujeron a nuestro librero, nuestra cocina, nuestro sillón, nuestra cama, y la ventana es nuestra puerta hacia afuera,” factor que en cuanto a García-Villa, para quien la intimidad de sus sujetos no es ninguna desconocida, jugó un papel protagónico en las imágenes.

Utilizando las cámaras frontales de los celulares de cada uno de los integrantes, operada por un ayudante, captó a cada uno de los músicos de Reik desde sus respectivos hogares. Aunque admite que mucho sobre la fotografía a distancia aún es terreno desconocido, la aversión inicial se ha convertido en un experimento prometedor. “Conocer cómo se comporta el teléfono como herramienta de registro es la parte novedosa e interesante, técnicamente. El hecho de que sea pequeño y manipulable te permite colocar la cámara en lugares donde no podrías haberlo hecho antes”.

También te puede interesar:

Caztro, el nuevo talento mexicano que le canta a la Luna y el Sol

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Caztro.
Caztro, el nuevo talento mexicano que le canta a la Luna y el Sol
Por

El cantautor originario de Monterrey comparte en entrevista las inspiraciones detrás de su nueva música, reflexiones de...