El arte y la tecnología se están fusionando y las actividades creativas están cada vez más afirmadas por la innovación, el diseño y la programación. Hoy en día, estas dos disciplinas aparentemente distintas se interrelacionan más que nunca, con la tecnología siendo una fuerza fundamental en el desarrollo y la evolución del arte.

Las nuevas formas de innovación nacen de la combinación de la Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas  (STEM por sus siglas en inglés) y si incluimos Arte + Diseño a la ecuación (para convertir STEM en STEAM) esta combinación se vuelve una tendencia con una enorme importancia en todos sus aspectos.

La tecnología se une al arte de una manera brillante, mostrando cómo la creatividad y las innovaciones sensoriales, combinadas con la era digital, están cambiando el mundo y cómo interactuamos con éste.

Arte y Tecnología se encuentran en una revolución y co-evolución creativa, donde el impacto de la tecnología digital ha transformado las expresiones humanas mediante la implementación de nuevas herramientas, que se han vuelto esenciales para los artistas e ingenieros y que pueden mejorar el proceso creativo y llevarlo hacia caminos innovadores e inexplorados.

Las mejores nuevas tecnologías suelen ser aquellas que hacen que la creatividad salga a relucir sin mayor esfuerzo, donde el artista puede enfocarse en el acto de la creación en lugar de la complejidad de la herramienta. Otras permiten crear en formas que simplemente no eran posibles antes.

Programadores, diseñadores o artistas, todos dependen de la tecnología para producir su trabajo y contenido para su consumo inmediato por una audiencia universal. El hardware y el software son conductos que vuelven la creatividad en trabajos terminados, las herramientas y materias primas que convierten los resultados de lo físico en formas digitales listas para ser consumidas en cualquier lugar del mundo.

Lee también: Realidad virtual: alcanzar lo que parecía inalcanzable

La creatividad a su vez es un fenómeno impredecible, ya que es naturalmente progresivo y difícil de frenar. Esto ha introducido nuevas formas de expresión y arte basadas en tecnología como inteligencia artificial, algoritmos aleatorios, análisis biométricos, realidad aumentada y virtual, tecnología que rápidamente se ha ido reconociendo e introduciendo en nuestras vidas con alto impacto.

Por el lado artístico, el “arte digital” es un término aplicado al arte contemporáneo que utiliza las tecnologías y medios digitales, para crear, difundir y compartir las obras de arte con la comunidad. Estas tecnologías digitales no son sólo herramientas, sino nuevas oportunidades para la expresión artística creativa con la intención de estimular pensamientos, emociones y expresar ideas.

Las formas modernas en que el arte es creado, producido, distribuido, comercializado, preservado y apoyado han cambiado como una reacción directa a la era digital del Internet.

Artistas aumentados como el mexicano Neon Carón, digitales como Steve Fraschini y Alberto Seveso, conceptuales como Addie Wagenknecht  y Jenny Holzer con LED’s, hasta artistas urbanos como Banksy con su más reciente proyecto –Walled Off Hotel-, Alec Monopoly, OGandFatKat en Los Ángeles y Dain en Nueva York son parte de la nueva generación de visionarios que han utilizado estas herramientas tecnológicas para exaltar sus obras y trabajo.

En el ámbito comercial, las industrias modernas de entretenimiento y publicidad buscan nuevas maneras de hacer uso de las tecnologías digitales, especialmente en el campo de los efectos visuales, con propósitos comerciales pero buscando lograr un resultado “artístico” que resulte más atractivo para sus objetivos y consumidores.

Esta combinación única está indirectamente diseñando nuestro futuro. El Internet de las cosas (IoT), la fabricación digital, la nanotecnología y más, están alterando nuestras vidas, nuestra visión del mundo y de nosotros mismos.

Los científicos, los desarrolladores de software, los inventores, los empresarios – pero también los músicos, los artistas visuales, los cineastas y los diseñadores – están ocupados creando nuevas experiencias humanas.

Gracias a ellos, no sólo avanza la innovación tecnológica de manera impredecible, sino que las formas de arte totalmente nuevas también están evolucionando. Más y más artistas están empujando los límites, mirando fuera de lo que se percibe como “tradicional” para incorporar otros aspectos en su trabajo.

Artista Frida Kahlo: Neón. Artista Wall St: Alec Monopoly.

Y cuando anteriormente pareciera que Arte y Tecnología no tenían relación alguna, al día de hoy es esencial que interactúen y trabajen en conjunto para proporcionarnos nuevas ideas, soluciones e invenciones. Mediante el uso original de una tecnología, se puede literalmente hacer algo que anteriormente no era posible y crear una nueva forma de arte o experiencia.

Cada día se siguen creando nuevas plataformas de tecnología y todas presentan una oportunidad para crear nuevas formas de interactuar con nuestro ambiente, con nosotros mismos, proporcionar nuevas experiencias y descubrir nuevos significados.

Las mejores invenciones de esta generación se basan en diseño, interacción humana, funcionalidad y mejora en calidad de vida, lo que ha hecho nuestras experiencias más vívidas e interesantes y todas serían imposibles sin el lado técnico-artístico de la imaginación humana… la cual como audiencia es más que bienvenida.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

El perfumista mexicano se ha convertido en uno de los más célebres del mundo
Por

Rodrigo Flores-Roux es el perfumista mexicano se ha logrado destacar en el mundo de la belleza y la perfumería a nivel m...