La casa de joyería Tiffany’s trabajó en conjunto con cinco artistas para crear obras únicas que serán exhibidas en la exposición Bienal del Whitney del 17 de marzo al 11 de junio de 2017. La edición 78 de la exposición será la primera en llevarse a cabo en las instalaciones del Museo Whitney de Arte Americano en Manhattan.

Harold Méndez, Ajay Kurian, Carrie Moyer, Raúl de Nieves y Shara Hughes fueron los artistas seleccionados por los curadores de la Whitney Biennal 2017, Christopher Y. Lew y Mia Locks, para colaborar con los artesanos de Tiffany’s para crear piezas que reflejen su visión artística.

Harold Méndez: De padres mexicanos-colombianos, nació en Chicago y actualmente reside en Los Ángeles. Su trabajo se basa principalmente en instalaciones, fotografía y escultura. Su obra para la Bienal de Whitney es una representación de una máscara de la muerte precolombina, para la cual usó plata fina de Tiffany soldada en un molde con relieves y una pátina iridiscente. Esta creación hace referencia a las marcas de significado cultural que los artefactos recuperados dejan en la historia.

Ajay Kurian: Nacido en Baltimore en 1984 y actualmente viviendo en Nueva York, su trabajo escultórico se inspira en los cambios de las cosas o, mejor dicho, el momento exacto antes de que cambien y que están a punto de desaparecer. Es conocido por crear paisajes psicológicos que examinan el desarrollo infantil en relación con el mundo adulto. Su obra de la Bienal del Whitney se trata de 10 tarjeteros de plata con un diseño particular. Se puede leer la palabra “psycho” (psico) ocultada dentro del dibujo abstracto en el grabado. Tiene un mensaje que es referencia a la elite del poder y su “apretón de manos secreto” de la película American Psycho (2001).

Carrie Moyer: Ella es una artista y escritora de Brooklyn conocida por su influencia feminista y defensora de los derechos homosexuales. Su trabajo artístico consta básicamente de pintura, aunque aplicada de muchas maneras: en vertical, horizontal, virando, rodando, punteando, limpiando, etc. Su obra para la Bienal del Whitney es un colgante cuya figura hace referencia a las formas y al punteado a mano que aparecen de manera recurrente en sus pinturas.

Raúl de Nieves: Nacido en Morelia, Michoacán en 1983, actualmente vive en Brooklyn. Su trabajo abarca música, moda ornamental, artesanal y esculturas figurativas de gran escala. Su obra para la Bienal del Whitney consistió en el trabajo colaborativo con un maestro grabador de Tiffany para grabar, en una caja de plata esterlina de la firma, un dibujo que representa a dos personas que presentan a un niño al mundo. Es una celebración de los nuevos comienzos y de la generosidad, así como un recordatorio de los desafíos emocionales de la vida.

Shara Hughes: Nació en Atlanta en 1981 y actualmente reside en Brooklyn. Su trabajo, basado principalmente en la pintura, aunque también en el dibujo y la escultura, se distingue por la variedad y vividez de sus colores. Su aportación a la Bienal del Whitney es una serie de jarras de porcelana pintadas a mano que replican paisajes fantásticos.

La Bienal del Whitney

El Museo Whitney de Arte Americano nació a partir de la abogacía de la escultora Gertrude Vanderbilt Whitney por los artistas americanos innovadores que, a principios del siglo XX no conseguían exhibir su trabajo en Estados Unidos. Viendo esta situación, la señora Whitney empezó a comprar sus obras y exhibirlas, convirtiéndose en la principal patrona de arte americano desde 1907 hasta su muerte en 1942.

Empezó exhibiendo en un estudio las obras de los artistas que habían sido rechazados por la academia tradicional, colección que para 1929 se había convertido en un arsenal de más de 500 obras. En 1931 fundó el Whitney Museum of American Art (Museo Whitney de Arte Americano) con el objetivo de exhibir exclusivamente obras de artistas norteamericanos.

En 1932 fundó la que ahora es la exposición más antigua de arte contemporáneo en los Estados Unidos: la Whitney Biennal. Empezó como una exposición anual que se alternaba entre escultura y pintura, hasta que se decidió, a partir de 1973, presentar ambas disciplinas en ediciones bienales. Desde su inicio ha sido causa de intenso debate por exhibir a los artistas más prometedores, influyentes y controversiales del medio artístico americano. Ha sido, desde un principio, una plataforma que ha ayudado a lanzar las carreras de algunos de los más grandes creativos.

La Whitney Biennial 2017 tendrá como uno de los temas eje la formación del individuo y su lugar en una sociedad turbulenta, lo cual se verá reflejado en las obras de los sesenta y tres participantes, quienes van desde artistas emergentes hasta artistas establecidos y prestigiados.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

The St. Regis Mexico City festeja a La Bella y la Bestia
Por

Los viernes estarán reservados para ofrecer la Fiesta del Té de tan reconocido cuento infantil.