Durante el último fin de semana la marina de Cabo San Lucas, en Baja California Sur, fue escenario de la última prueba de la edición 11 de las Sailing Extreme Series, donde Omán Air Sailing Team batalló para acabar tercero en la general. Fue ahí donde tuvimos la oportunidad de ser tripulantes de un catamarán GC32.

El año pasado este equipo quedó segundo tras perder en la última cita el primer puesto con la embarcación suiza Alinghi. Esta vez no fue distinto, ya que no lograron arrebatarles la primera plaza a los daneses de SAP, pese a que durante cuatro días batallaron por lograr ese objetivo.

Uno de los días de competición tuvimos la oportunidad de subirnos a su GC32, un barco que apenas es su segunda edición en esta competencia. Este catamarán está formado por dos cascos de 32 pies, de ahí su nombre, y su principal novedad con respecto a su antecesor el Extreme 40, son dos foils en forma de J que le permite elevarse en el agua y no tener tanto rozamiento, además de alcanzar una velocidad de hasta 39 nudos o 72 km/hr.

Todo el barco está hecho de fibra de carbono y fibras sintéticas para ser lo más ligero posible; estas embarcaciones tienen un peso de 975 kilos sin incluir las velas.

El GC32 de Oman Air volando sobre las aguas de Cabo San Lucas en las Extreme Sailing Series. Foto: Lloyd Images

En estos barcos navegan cinco personas. En el caso de la embarcación omaní, encontramos a Phil Robertson “Million dollar man” como patrón de la embarcación y haciendose cargo de la caña.

En la vela mayor cuentan con uno de los marineros más experimentados de estas Extreme Sailing Series, el británico Pete Greenhalgh. En velas de proa o trimer de foque se encuentra el neozelandés-australiano Ed Smyth.

Los encargados de las pros son el omaní Nasser Al Mashari y el joven aussie James Wierzbowski, quien con tan sólo 24 años suma su cuarto campeonato disputado de las Extreme Sailing Series.

Catamaran GC32 Oman Air y sus tripulantes ( Foto: Lloyd Images)

La coordinación y comunicación es clave en este tipo de regatas para conseguir mantener el barco en equilibrio cuando éste alcanza grandes velocidades, así comopara arañar segundos a sus competidores realizando maniobras rápidas.

Lee también: SAP Sailing Team es campeón de Extreme Sailing Series

Estos catamaranes están integrados por 10 elementos:

1)La vela mayor, que es el motor del barco. Esta tiene un área de 60 m².

2)El mástil, al ser rotante permite en conjunto con la vela mayor una mejor aerodinámica. Su altura es de 16.5 metros.

3)El código cero es la vela delantera 3Di, esta se usa para darle una velocidad extra al barco y su área es de 90 m².

4)El foque, otra vela delantera de menor área que el código cero, con 23.5 m² y se usa en tramos de ceñida.

5)La botavara, es un palo horizontal que está colocado en la parte inferior de la vela mayor y sirve para controlar la velocidad.

6)Los cascos son lo que mantienen a flote el catamarán, miden 10 metros o 32 pies, y al ser de fibra de carbono pueden elevarse sobre el mar cuando los foils están desplegados.

7)Los foils j, estas piezas similares a las alas de los aviones permiten a las embarcaciones elevarse sobre el agua y alcanzar mayor velocidad.

8)Palas de timón, son las que dirigen el barco y al llevar foils en forma de “t”, permiten manejar la embarcación y mantenerla en equilibrio mientras está en el aire.

9)Trampolín, es una red de fibra artificial ligera y robusta que permite al equipo moverse con facilidad de un casco al otro.

10)Por último, está el botalón, éste une el estay y código cero y tiene una altura de 6.6 metros.

GC32 Oman Air realizando un viraje. Foto: Lloyd Images

Nosotros fuimos sentados en el trampolín al lado del proa James Wierzbowski, al cual en un momento ayudamos a sujetar la tela de la vela para que no se moviera y poder facilitarle la labor al equipo.

Mientras estuvimos a bordo de su GC32 disputamos dos carreras donde obtuvimos la primera y segunda posición, respectivamente.

El viento en esos momentos alcanzó los 29 nudos, por lo que pudimos vivir en primera persona cómo el barco se elevó e incluso se posó solo sobre un casco, permitiéndonos vivir una carrera llena de adrenalina agua y emoción.

Equipo Oman Air Phill Robertson (NZL) Pete Greenhalgh (GBR), Ed Smyth (NZL/AUS), James Wierzbowski (AUS) and Nasser Al Mashari (OMA)( Foto: Lloyd Images)

Lee también: Cómo aprender a navegar a vela

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

No es tiempo de entretenimiento, es un tiempo de entrenamiento: Daniel Habif
Por

El conferencista nos insta a buscar lo mejor de nosotros en tiempos de adversidad: no es momento de quedarse quietos, es...