Realeza, celebridades, velocidad y glamour son elementos que en conjunto dan lugar a la que es considerada la carrera más prestigiosa del Campeonato Mundial de Fórmula 1: el Gran Premio de Mónaco. No es el más antiguo, ni cuenta con el trazado más espectacular del serial, pero sin duda es el más lujoso. Se preguntarán qué lo hace tan especial, y la respuesta es sencilla: su locación, es un escenario increíble que lo convierte en la joya de la corona entre todos los circuitos de la máxima categoría del automovilismo.

Cada año el pequeño Principado alberga durante la semana de la carrera a 200 mil aficionados que viajan de todo el mundo para disfrutar de una experiencia única en este lugar que ha sido sede de 65 carreras del Campeonato Mundial y ha visto a 33 pilotos destacar como los mejores en el circuito callejero. Desde mi primera visita a tierras monaguescas mi experiencia ha sido diferente
cada vez, sin embargo en todas ellas he tenido la oportunidad de vivir el glamuroso ambiente que rodea este gran premio – por todos lados se respira lujo pero, sobre todo, pasión por la velocidad que inunda las calles durante toda la semana.

Mónaco

Si estás en Mónaco durante el Gran Premio tendrás la agenda llena de eventos, fiestas y experiencias exclusivas al puro estilo Formula 1 – como el desfile de moda del Amber Lounge. Una de las fiestas más esperadas es la de Red Bull en su Energy Station, que se trata de una estructura móvil construida en Italia y que viaja durante 6 horas para recibir a más de 400 personas cada día.

Durante el Gran Premio de Mónaco cada dos pasos podrás encontrarte con grandes atletas y estrellas de Hollywood, para poder dimensionar el nivel del evento les cuento que el pasado fin de semana me crucé con personalidades como Tom Brady, Bella Hadid, Kit Harrington –Jon Snow de la serie “Game of Thrones” –, el diseñador Tommy Hilfiger, el actor británico Hugh Grant y hasta el astro del basquetbol Dwayne Wade.

PUBLICIDAD

El lujo es el común denominador en cualquier rincón de Montecarlo y por supuesto, los precios están al nivel; puedes llegar a pagar hasta $50 euros por una lata de cerveza. Los yates son parte del paisaje habitual de esta pequeña ciudad pero cuando es la carrera, hacen fila en la bahía puesto que los lugares son limitados. Sin duda, las mejores fiestas se viven a bordo de estas ostentosas embarcaciones.

La ciudad es pequeña y por seguridad se cierran muchas calles, esto genera mucho tráfico por lo que es mejor trasladarse por mar. Además, es impresionante la impecable logística, durante el día se realizan las actividades en pista y por las noches el circuito se convierte en una fiesta interminable llena de luces y bares portátiles; a pesar de ello, a tempranas horas de la mañana, sorprendentemente, las calles ya se encuentran completamente limpias para continuar con las actividades de automovilismo.

Mónaco

Este 2018 el australiano Daniel Ricciardo fue el primero en cruzar la meta y ver la bandera a cuadros al tiempo que sonaron las sirenas de todos los yates de la bahía, marcando el fin de una increíble semana. Con la carrera de Mónaco empezamos a disfrutar de los Grandes Premios más legendarios y con mayor tradición e historia en el Campeonato. En unas semanas podremos disfrutar de Silverstone (en Inglaterra) y Monza (en Italia) que son los Grandes Premios más longevos de Formula 1 y que han formado parte del calendario desde 1950.

Por ahora, sólo me queda decirles que, como representante de México en Mónaco, me encargué de preparar a toda la comunidad de Formula 1 para su próxima visita a tierras aztecas para el Formula 1 Gran Premio de México y así continúen viviendo la mejor F1ESTA mexicana.

Te puede interesar: Nuevos horizontes para la temporada 2018 de la Fórmula 1

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Porsche
El Museo Porsche desde adentro: solo para fans del automovilismo
Por

Ubicado en Stuttgart, Alemania, es un verdadero paraíso para millones de entusiastas de la marca alrededor del planeta.