Después de haber introducido el año pasado el exclusivo DB10 con un gran apoyo de la última desventura de James Bond, “Spectre”, Aston Martin ha regresado a Ginebra con un ruido aún más cinematográfico.

Luego de ver la última Bugatti, Lamborghini, y Koenigsegg, a este punto ya uno estaba hastiado de tanto lujo y extraordinarios vehículos, inalcanzables a nuestros bolsillos, pero no, faltaba otro, el DB11 de Aston Martin, que ha emocionado al más calmo de la prensa.

La búsqueda obsesiva de rendimiento es un rasgo admirable en el Salón de Ginebra, y el Aston Martin se une a otros fabricantes de autos deportivos en ensalzar las virtudes de una forma que sigue a la función, con una filosofía de diseño.

PUBLICIDAD

A diferencia de los otros súper autos, el DB11 está al alcance de los terrestres mortales. Tiene cuatro asientos con un interior cómodo, aunque con un insignificante espacio para las piernas en la parte posterior. Con una cajuela que puede llevar hasta dos bolsas de golf, y decorado con un sistema de audio Bang y Olufsen. Este Aston Martin se ve absolutamente impresionante.

El DB11 que saldrá como modelo 2017, cuenta con el primer motor turbo en la línea, con un diseño V12 de 5.2 litros que se desarrolló en la casa, y logra 600 caballos de fuerza, que lo empuja de 0 a 100 km/h en solo 3,9 segundos.

Además, está plagado de entradas de aire, algunas de las cuales corren a través del canal interior del chasis y fuera de la parte trasera del auto, creando lo que la empresa llama el “airblade” Aston Martin, o un alerón invisible.

Construido alrededor de una estructura de aluminio, es ligero y ágil, ganando la etiqueta de ser el modelo más eficiente y dotado de dinámica en la historia de Aston Martin.

La automotriz Inglesa ha fijado el precio del DB11 en poco menos de $298,440 dólares y según Andy Palmer, el CEO de la compañía, ya han recogido más de 1,000 pedidos anticipados de clientes que recibieron una primera vista previa del vehículo.

Palmer prometió durante la presentación que va a inspeccionar personalmente a cada uno de estos autos antes de ser enviados para su entrega.

Aston Martin es uno de los pocos fabricantes de automóviles de lujo totalmente independientes que quedan en el mundo, lo que no sólo significa que cada lanzamiento tiene que ser un éxito para que pueda mantener su impulso, sino que también permite para ese tipo de toque personal para distinguirlo del resto de los competidores.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Promover el arte, un acto que merece ser premiado
Por

Se realizó la segunda edición de los Premios Iberoamericanos de Mecenazgo, la iniciativa social que tiene como objetivo...