Han pasado 150 años desde que el Príncipe de Gales, quien después fuera el Rey Eduardo VII, le pidió a su sastre que le confeccionara un saco corto para utilizar en cenas informales en Sandringham. Desde entonces, la conocida como “dinner jacket” continúa siendo una prenda básica en el closet de todo hombre elegante. Una pieza que no pasa de moda por su carácter sofisticado y varonil.

En Inglaterra se le llama dinner jacket, en Estados Unidos tuxedo y en México esmoquin. El hecho es que esta icónica prenda revolucionó el mundo de la moda masculina al reemplazar los abrigos largos que se utilizaban por la noche, por chaquetas
cortas y ceñidas.

La historia de cómo nació dicha pieza de vestir, sin embargo, aún es un misterio. Aunque la versión más aceptada hasta el momento remite a la Inglaterra de finales del siglo XIX, el llamado Tuxedo Club que nació en Nueva York en 1886 también suele relacionarse con tan elegante atuendo.

Dicha versión le atañe el diseño a Griswold Lorillard, el hijo del magnate Pierre Lorillard iv, desarrollador del parque en el que se encuentra el club privado.

Foto: Germán Nájera e Iván Flores

Foto: Germán Nájera e Iván Flores

“Puedo ir por todo el mundo con un blazer azul, un traje gris y una corbata negra”. —Pierre Cardin

 

Siguientes artículos

Marcos Morán, el chef que mezcla sabores ancestrales con vanguardia
Por

Descendiente de un linaje de creativos cocineros, este chef es uno de los 16 prestigiosos chefs españoles que mes con me...