El Hotel de Hielo no es un hotel cualquiera: no sólo te ofrece una experiencia única a bajas temperaturas, sino que te permite vivir dentro de una obra de arte. ¿Por qué? muy sencillo: todo dentro del Hôtel de Glace es una escultura.

Año con año, el invierno llega a la provincia de Quebec, en Canadá, junto con la construcción de este hotel que, literalmente, te dejará helado. Su construcción dura aproximadamente cinco semanas en las que artistas locales –y también invitados- esculpen cada uno de los espacios que habitarán los huéspedes que quieran dormir en un hotel 100% orgánico.

Foto: Renaud Phillippe

Este año, una vez más, la Village Vacance Valcartier albergará a su hotel de hielo del 4 de enero al 25 de marzo, ofreciendo una oportunidad única para experimentar este parque acuático cerrado durante el invierno y abierto para los más arriesgados, porque aquí, además del hotel en sí, están las experiencias que ofrece este destino de hielo que también se puede visitar de entrada por salida si es que no te animas a dormir a 2 grados centígrados.

En todo caso, lo más conveniente es abrigarse bien para tomar una copa en el bar de hielo o para gozar las amenidades del Bora Parc, nadar en la piscina de olas o probar el Snow & Fondue, además de patinar sobre hielo o descubrir el snow rafting. El mosaico de actividades a elegir es amplio y brinda múltiples opciones de entreteniminto antes de dormir. Si no eres friolento, podrás gozar del spa y de sus fogatas en una atmósfera que te hará sentir en tierras vikingas aunque estés en pleno Quebec.

PUBLICIDAD

Foto: Xavier Dachez

Pero más allá de las bajas temperaturas, el atractivo principal del Hôtel de Glace es que está construido sólo con materiales naturales: hielo y nieve, lo cual lo convierte en una obra efímera, cualidad que subraya su encanto y que despierta las ganas de
estar ahí dentro, congelándose, sabiendo que este sitio desaparecerá con la llegada de la primavera.

Te puede interesar: Canadá será el destino tendencia del 2018

En su interior, los muros altos están cubiertos de obras de arte, los muebles y las lámparas también son de hielo y ninguna habitación es igual. La oferta del hotel es variada y cuenta con suites temáticas, un cine, una capilla, dos galerías de arte y un vestíbulo y bar que parecen producto de la imaginación. Además, a este frío hospedaje se suma la práctica nórdica de los spas, homenaje a la cultura vikinga en donde se originó el primer hotel de hielo. Nada mejor para la salud que baños en tina caliente para luego alborotar el cuerpo a bajas temperaturas.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Pueblos Mágicos de México reconocidos y amados por el mundo
Por

Este texto fue publicado originalmente el 17 de septiembre de noviembre de 2017. Dentro de los 111 Pueblos Mágicos con l...