Redwings, la empresa de servicio de aviones privados, amplía sus instalaciones abriendo servicio ahora en Querétaro.

 El día de ayer los hangares del Aeropuerto Intercontinental de Querétaro contaron con la presencia de los jets privados y helicópteros de esta empresa que ofrece, más que un servicio de taxis aéreos, un servicio de aviación boutique.

Lo que hace distinta la experiencia de Redwings es que a diferencia de otras compañías de vuelos privados aquí forman parte de una red global que facilita el uso de los mismos, tanto en tiempos como en costos. El precio por hora solamente se apega a las horas de vuelo, por lo que el usuario no tiene que preocuparse por el regreso del avión, dónde se quedará el mismo, ni los costos extra que llegaran a ocurrir.

“Queremos facilitarle sus viajes a nuestros clientes. Como si estuvieran en un vuelo comercial donde sólo deben ocuparse de la hora de salida y hora de llegada, nosotros nos encargamos del resto. Pero, por supuesto, con la comodidad de viajar en privado,” aseguró el CEO, Bernardo Moreno, durante el lanzamiento en Querétaro.

Redwings tendrá ahora servicio en el Aeropuerto de la Ciudad de México, en Toluca y en Querétaro. Las oficinas también se mudan a este estado como parte del plan de crecimiento hacia 2020 en el que se esperan no sólo más aeronaves, sino también nuevas bases al interior de la República, una escuela para pilotos y un centro de mantenimiento de aviones.

“La idea, y la razón por la que Redwings se ha podido posicionar rápidamente, es atender las necesidades de traslado al interior del país. En un día, con un vuelo comercial, resultaría imposible ir a distintas ciudades al interior de la República, pues la mayoría de los vuelos salen del DF y no todos los aeropuertos son 24 horas. Con esta opción se puede viajar a distintos lugares en un mismo día sin la necesidad de hacer escalas en la Ciudad de México”, comenta el CEO que abrió operaciones en México en 2007.

Otra de las facilidades que tienen estos “taxis aéreos” es su programa Red Jets Club que consiste en entrar a un club privado de viajeros frecuentes para asegurar siempre un vuelo en 24 horas o menos en cualquier lugar del mundo en el que se encuentre. Para ingresar a este club se paga por adelantado un paquete por número de horas.

La seguridad es algo que resulta indispensable asegurar cuando se trata de aviación, por lo que todos sus pilotos están certificados con los estándares más altos a nivel internacional, garantizando así la calidad máxima de sus viajes.

Más información:

www.redwings.aero

 

Siguientes artículos

Experiencia y artesanía detrás de los zapatos Andrés Sendra
Por

La historia de una familia se puede contar a través del innovador diseño de su calzado. Más de un siglo después de su fu...