Tano Cruz, Director Técnico del Abierto Mexicano de Tenis, nos llevó a conocer qué es todo lo que hay detrás de las canchas, los espacios que permiten que el torneo sea exitoso y que se mantienen ocultos de la mirada del público.

El estadio principal tiene una capacidad para más de 7 mil personas y una cancha profesional. Pero debajo de la misma se encuentra la operación que permite que todo funcione a la perfección. Entre lo que se encuentra bajo la cancha están las oficinas generales, mercadotecnia, la sala de referees, el área técnica y los espacios donde se encuentran todos los elementos que los tenistas necesitan, desde toallas y bebidas energéticas, hasta los gustos personales de cada uno. Es también aquí en donde se ubican los lugares en los que los tenistas se preparan antes de cada partido.

Bajamos las restringidas escaleras hasta llegar al pasillo más exclusivo de todo el evento, al cual únicamente pasan los jugadores, su equipo y un selecto grupo de personal. Nos adentramos en este pasillo junto a Tano para saber qué hay en los cuartos donde se preparan antes del duelo de raquetas. Lo más nuevo que implementaron este año fue un pequeño gimnasio de entrenamiento previo al juego, unos aparatos para hacer entrenamiento cardiovascular, pesas y pelotas es lo que ocupan antes de salir para calentar los músculos.

Aunque hay algunos tenistas que solicitan una cama de masaje en sus habitaciones, aquí también se han colocado salones de masaje para que los especialistas cuiden de sus músculos y eviten contracturas y lesiones. Las camas se acomodan en un cuarto en donde se lee en la pared una frase inspiradora: You are now entering a stress free zone. Los vestidores se ubican junto a éste, con cómodos sillones en donde pueden relajarse y concentrarse. Aquí también los organizadores del torneo proveen todas las cosas que puedan llegar a necesitar para que su desempeño sea óptimo, desde desodorante, limas de uñas y rastrillos, hasta frutas e incluso cartoncitos de leche con chocolate, una especificación en los vestidores de mujeres de parte de la WTA.

En la zona de regaderas han ubicado una pequeña alberca inflable que llenan con agua y una gran cantidad de hielos. Varios de los jugadores, Djokovic incluido, requieren sumergirse en esta agua helada justo después de haber jugado para evitar contracturas en los músculos. Parte de su rutina después del partido incluye un juego de temperaturas en el que pasan del agua helada a una regadera muy caliente y después repiten el proceso.

Cabe resaltar que estos espacios los utilizan justo antes y después de un juego. Es en donde se mentalizan y preparan, pero durante el torneo también requieren de un poco de esparcimiento. Para ello está el Players’ Lounge. Fuera del complejo, dentro del hotel sede – Princess Mundo Imperial – acondicionan un salón en donde los jugadores pueden ir a descansar y divertirse. Aquí se prepara el buffet para que puedan ir a comer en cualquier momento y tienen la cocina dedicada a sus requisitos. Incluso algunos jugadores que tienen una dieta muy estricta – como Djokovic que no come gluten y exige ciertos ingredientes en sus platillos – viajan con un chef particular que prepara sus alimentos en este sitio. Los requerimientos de la dieta de Nole, por ejemplo, son tan específicos que hasta se debe utilizar un tostador independiente para su pan, de manera que ni las migajas tengan gluten.

Pero no todo es trabajo y por ello aquí también han colocado una sala para distraerse de las exigencias del torneo y pensar en algo distinto que su siguiente juego. En esta sala se encuentran computadoras, un X-Box, una mesa de Air Hockey y una de Ping Pong, por si no pueden alejarse de las raquetas.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí 

 

Siguientes artículos

3 impresionantes casas de celebridades en República Dominicana
Por

República Dominica es el segundo país más grande del Caribe y uno de los lugares favoritos de muchas celebridades. En lo...