La Ciudad de México es una megalópolis rica en contrastes, en creatividad y en localidades maravillosas. Dentro de esta diversidad, la vida nocturna compone uno de los elementos más destacados, en donde se encuentran grandes lugares que nadie puede dejar de visitar y aquellos que pocos conocen por mantenerse ocultos de las multitudes y mantener así su exclusividad.  

Un concepto que se ha rescatado de épocas anteriores está haciendo entrada en la ciudad capitalina. Se trata de bares speakeasy los cuales eran conocidos como bares clandestinos que vendían bebidas alcohólicas durante la Era de la Prohibición en Estados Unidos entre 1920 y 1933 y cuya ubicación la sabían un número muy reducido de personas– escondidos en lugares inimaginables. Con esta magia escondida es que han surgido algunos bares en la ciudad que reviven aquella sensación por lo que le dicen adiós a las grandes entradas, a los letreros luminosos y conservan una limitada lista de invitados.

Hanky Panky

HankyPanky

Este bar es enigmático, ya que su ubicación es un misterio. Solo podemos revelar que la salida se oculta detrás de un refrigerador, mas la dirección exacta solamente la conoce un grupo selecto de personas que son miembros de un club muy exclusivo. El lugar, aún dentro, mantiene ese ambiente reservado e íntimo; con un mobiliario seductor, lámparas minimalistas con la luz baja, una barra y una especie de altar a Ada “Coley” Coleman –bartender legendaria que inventó el trago llamado “Hanky Panky” en el Hotel Savoy en Londres a principios del siglo XX. Este coctel contenía fernet, vermouth y dry gin. Aquí podrás disfrutar de una gran variedad de cocteles creados por mixólogos reconocidos como Ricardo Sandoval –de Limantour y Artemisia; galardonado con el premio a Bartender of the year en 2014, es Embajador de World Class Mexico y Head Bartender de Hanky Panky– Philippe Zaigue (Artemisia) y Julio Delgado ( Huset y Artemisia).

El coctel llamado “Hany Panky” –mencioando anteriormente– es uno de lo más característicos del lugar; también, el “Fortunite” que contiene mezcal de la casa, apio y uva; éste tiene un sabor ahumado, dulce y astringente. Además cuentan con una selección de platos diseñados por Maycoll Calderon, chef de Huset, de los cuales cada uno marida con un coctel específico. Está abierto de martes a sábado de las 18:30 a las 2:00 am; RSVP.

Scotch Bar

Scotch*

Cocteles: Scotish y Not just a pretty face.

El Restaurante Porter en Polanco es la parte visible del lugar, pero este esconde un misterio en su interior, el Scotch Bar. La clandestinidad de este complejo se refleja en su decoración sombría y minimalista, con paredes de ladrillo desgastado y un toque de vitalidad con llamativos murales; un cómodo espacio al aire libre con domo retráctil y un aforo para 150 personas que se asemeja a los tiempos de la Era de la Prohibición en Chicago. El trago más destacado del lugar es el “Scotish”, el sello de la casa; es fuerte y refinado. Está hecho con JW Gold Label, whisky de malta, una infusión de manzanilla hecha en casa y notas herbales. De igual forma, está el coctel “Not just a pretty face”, elaborado con whisky Bullett Bourbon, ron guatemalteco Zacapa 23 años y un toque de chocolate blanco. También dispone de un rico menú muy variado. Está abierto de miércoles a sábado a partir de las 21:00.

  • Julio Verne 102, Polanco

Jules Basement

MezcalNegroni*

Mezcal Negroni

Detrás de la puerta de un refrigerador se encuentra este peculiar recinto, el rey de los speakeasy en México. El acceso al lugar es para insiders o personas que cuenten con reservación. El diseño del mismo ­–a cargo de Emmanuel Picault y Ludwig Godefroy– se asemeja a una catacumba subterránea en donde predominan los colores blanco y negro y el mobiliario es de cristal con un toque peculiar en cada mesa; las paredes están recubiertas de cuero y pueden ser blancas o negras, dependiendo del ángulo desde el que las mires. La coctelería también es un elemento muy importante del lugar. Cuenta con mezclas originales y sirven puros tragos exclusivos; nunca encontrarás bebidas simples ni cotidianas. El trago de la casa lleva el nombre de “Falda Escocesa”; preparado con Hendrick’s y Drambuie, con una mezcla de jarabe de rosas y agua tónica. Si lo que buscas es mezcal, el coctel “Mezcal Negroni” te va a encantar, elaborado con mezcal Semillero, Campari con canela y chile de árbol, vermouth Punt e Mes, naranja y café. También pone a disposición de los comensales un distinguido menú de alimentos para complementar su experiencia. Abierto de 20:00 a 2:00, de martes a sábado.

  • Julio Verne 93, Polanco

Cigar Bar

CigarBar*

Un complejo especializado para los amantes del tabaco de alta índole, ubicado detrás de la puerta de una cabina telefónica londinense. En el interior de este misterioso recinto, que tiene a los caballeros encantados, encontrarás asientos de piel, colores caoba, paredes empedradas y amaderadas. Cuenta con un cuarto de humedad controlada donde conservan los habanos y puros de varias regiones tabacaleras; marcas selectas de numerosas partes del mundo. La carta de bebidas es muy variada, pero se especializa en su distinguida selección de rones; cada uno de los tabacos del lugar combina a la perfección con alguna de las bebidas del menú. Además de todo esto, ofrece varias opciones culinarias que complementan cualquier vivencia. Abierto de lunes a jueves de 12:00 a 22:00, viernes y sábado de 12:00 a 23:00.

  • Av. Moliere 48, Polanco.

Xaman

Xaman*

Este recóndito lugar se localiza al pie de una escalera en la colonia Juárez; lo único que revela su ubicación es un discreto letrero. Su interior te transporta al desierto, a la guarida de un chaman; goza de un ambiente tranquilo, con luz tenue y agradable música. Los mixólogos son llamados “chamanes” y son los responsables de la creación de exquisitos cocteles y bebidas basadas en la herbolaria mexicana; invenciones ricas en ingredientes puros mexicanos, tales como el xoconostle, jarabe de agave, de chile de manzano o guayaba y hierbas como la hoja santa o los pétalos de rosa. Este complejo celebra las raíces puras mexicanas con cierta fusión extranjera, y pone a nuestros pies una atmósfera espiritista como ninguna otra; presume de involucrar al máximo a la naturaleza y propone creaciones de autor que involucran a la mixología etnobotánica. También cuentan con algunas opciones gastronómicas que no debes dejar de probar. Abierto de martes a sábado de 18:00 a 2:00.

  • Copenhague No. 6, Col. Juárez.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Los mejores vinos para cerrar un trato
Por

No son los más caros ni los mejor puntuados en las prestigiosas guías de vino internacionales, pero vienen avalados por...