La marca británica Burberry creó cambios sin precedentes en su pasarela, que sin duda revolucionaran la narrativa de los desfiles de moda.

Al igual que las tendencias, la manera de presentar las creaciones de prestigiosos diseñadores cambian.

En un principio las pasarelas existían como una presentación exclusiva e intima ante la prensa especializada y sobre todo a los potenciales clientes. Poco a poco el estilo de las presentaciones pequeñas cambió de rumbo, cuando los diseñadores decidieron que funcionaría mejor realizar grandes espectáculos que dieran de qué hablar. Los perfectos ejemplos de este tipo de presentaciones son los desfiles de lencería de Victoria Secret y los espectaculares montajes de la lujosa maison Chanel, en los que se muestran las expresiones artísticas de los diseñadores que no necesariamente están hechas para usarse.

De hecho, casi nunca se encuentran las prendas de pasarela exhibidas en los puntos de venta de las distintas marcas, esto con el propósito de realizar cuatro fashion shows al año (dos de dama y dos de caballero) que se adelanten una temporada. Es decir, uno a principio de año que muestre la colección otoño-invierno, y otro por los meses de septiembre y octubre que presente la colección primavera-verano, para cumplir con los tres principales objetivos de las pasarelas:

  1. Dar de que hablar.
  2. Imponer tendencias futuras a través del ADN de la marca.
  3. Mantener a los clientes en espera.
Cortesía: Burberry

Ante la afirmación de especialistas de la moda de que las pasarelas están extinguiéndose, la firma Burberry, con sede en Londres desde 1856, ha propuesto cambiar las reglas de la industria con un nuevo prototipo de pasarela.

Esta nueva pasarela, que dará comienzo en septiembre de este año, propone solamente dos desfiles al año que mezclen colecciones tanto femeninas como masculinas y que podrán ser adquiridas horas después de su primera aparición.

De igual manera, las campañas publicitarias de las nuevas colecciones saldrán inmediatamente a la luz tanto en medios impresos como en digitales, segundos después del termino de la pasarela.

A cerca de estas nuevas propuestas, Christopher Bailey, director general y creativo de Burberry, señala que estos cambios permitirán que la marca construya una conexión más cercana entre los desfiles y el momento en el cual los clientes experimentan la colección de manera física.

Cortesía: Burberry

Buscando ser una marca más accesible a la audiencia mundial, Burberry además de cambiar su narrativa dentro de los desfiles de moda también esta evolucionado sus colecciones presentando nuevas líneas de ropa como la Brit, London y Prosum. El año pasado la marca característica del estampado en cuadros negro, beige y rojo, obtuvo ingresos de 2,523 millones de libras esterlinas.

Cortesía: Burberry

 

Cortesía: Burberry

 

Cortesía: Burberry

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Relojes que rinden Culto al Dios Chronos. Parte I
Por

La Fondation de la Haute Horlogerie celebra su particular oda al tiempo. En la 26a edición del Salón Internacional de la...