Los grandes eventos internacionales, como lo es Cannes, están inmersos en un mundo donde la vida pública está expuesta a la audiencia y a los medios de comunicación, lo que se deriva en diversas situaciones que pueden resultar controversiales. Este festival ha visto varias de estas escenas, desde la alfombra roja, hasta los filmes.

El mismo nacimiento de este festival fue controversial. La principal escena fue la razón de ser de Cannes, a raíz de un sentimiento de protesta dentro de la década de los 30 en un festival dedicado al cine en Venecia esto fue porque predominaban películas con temáticas exclusivas de Alemania e Italia. A lo que los franceses se mostraron incómodos por la situación y tomaron la decisión de iniciar uno propio al sur de Francia en Cannes, buscando un lugar que compitiera por su belleza.

Pero al parecer no todo apostaba a favor de los franceses, ya que se inauguró la primera edición del festival y a los dos días tuvieron que cancelarlo ya que se había declarado oficialmente la Segunda Guerra Mundial, tuvieron que esperar a que estos conflictos sociales y políticos llegaran a su fin para continuar por su lucha por el arte en el cine.

Y nos trasladamos hasta el día de hoy. El tema más reciente que vuelve controversial al Cannes Film Festival 2017 es la participación de las películas que apostaron por un lanzamiento en Netflix antes que en los cines, siendo ésta la primera edición en la historia del festival que seleccionan a largometrajes con tal antecedente.

PUBLICIDAD

Las dos películas, “Okja” – dirigida por Bong Joon-ho- y “The Meyerowitz Stories” – del director Noah Baumbach – competirían por la Palma de Oro, y es que este verbo se escribe ortográficamente en un tiempo imperfecto porque Pedro Almodóvar, quien preside el jurado del festival este año, mostró una posición renuente hacia tal posibilidad: “Las nuevas plataformas deben asumir y aceptar las reglas del juego ya existente. Por otro lado, o sea para mí, sería una paradoja que la Palma de Oro de este Festival de Cannes y cualquier otro premio no se pudieran ver en las salas”.

Cartel de Okja

Por supuesto, este comentario llegó a oídos del comité y se tomó la decisión de agregar a las normas que rigen este festival que para futuras ediciones no serán seleccionados largometrajes que no hayan sido estrenadas en cines franceses. Esto alude a que aquellos filmes que hayan tomado el mismo rumbo que estos dos (“Okja” y “The Meyerowitz Stories”) no se tomarán en cuenta para los premios.

La controversial aseveración del director español ha desatado diversos comentarios, por un lado existe la parte que defiende a estas películas que hoy se encuentra fuera y aseguran que la verdadera esencia del cine es el producto más no el lugar, y por otro lado, los que sustentan la afirmación y perspectiva de Almodóvar.

The Meyerowitz Stories

Otro momento que ha presenciado el festival de cine francés de Cannes durante esta edición es la aclaración que tuvo que exigir el director Arnaud Desplechin de la película “Les Fantomes d’Ismael”. Él asegura que el filme que vio la prensa es otro, porque la versión real de su corte es de 20 minutos más.

Rondan especulaciones sobre la falta de comunicación entre el mismo equipo del director en donde aseguran que probablemente no terminaron de acordar entre ellos mismos cuál sería la versión que se comercializaría.

En cuanto a temas ya no de contenido, sino de celebridades volvemos la línea del tiempo hacia atrás, ya que desde 1954 en el mes de marzo la actriz Simone Silva fue nombrada como “Miss Festival 1954” pero la nota no ronda en este tema, sino en el retrato que hizo junto a Robert Mitchum.

La actriz se quitó la parte superior de su atuendo y se mostró topless ante las cámaras, en donde se volvieron locos los periodistas y camarógrafos para poder retratar ese momento que hoy es de lo más icónicos que refieren a Cannes. Fue tanta la lucha que hicieron los camarógrafos por capturar este momento que algunos sufrieron lesiones como huesos rotos.

Por si fuera poco, el comité del festival se horrorizó con este acto ya que lo consideraron como “una forma muy baja de venderse”, y como esta actitud no va con los lineamientos de elegancia y cultura que prevalecen y definen al evento le pidieron que abandonara el festival.

Un último tema que nos gustaría resaltar, es la casi nula presencia de las mujeres dentro de las nominaciones y premios, ya que únicamente se tiene registrada una ganadora mujer a lo largo de 70 años. Esto sucedió en el año 1993 cuando Jane Campion fue acreedora a la Palma de Oro por su largometraje “El Piano”, desde entonces Cannes no ha presenciado ninguna otra mujer en la cabeza de los premios.

En esta edición vemos únicamente 3 directoras nominadas a lado de 15 hombres más que compiten por la Palma de Oro, ellas son: la americana Sofia Coppola con su película “The Beguiled”, Naomi Kawase de Japón con “Radiance” y Lynne Ramsay igualmente de Estados Unidos con “You were never really here”.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí