Disfrutar de un fine dining entre los escenarios del mar profundo se ha convertido en el nuevo atractivo de Noruega. La apertura del proyecto ‘Under’ causa expectativas. Y no es para menos, se trata del primer restaurante submarino de Europa y una “maravilla” de la arquitectura.

Tal como lo refiere su nombre en noruego. La forma monolítica del edificio rompe la superficie del agua para descansar directamente en el lecho marino a cinco metros de profundidad.

Restaurante

Foto: André Martinsen. Snøhetta

La estructura de hormigón hundida da la bienvenida a lapas y algas marinas para que la habiten y funciones como un arrecife. Para observar el fondo marino y su transformación, en ella se abrió un periscopio que descubre un paisaje diferente de acuerdo con la temporada del año y las condiciones del clima.

El ventanal permite atestiguar cómo las especies marinas florecen en aguas salobres para producir una abundancia natural que sorprende a propios y extraños. Sobre todo en una locación extrema donde se unen las corrientes marinas de ambos polos.

Entrañas culinarias

El restaurante tiene una capacidad de recibir por las noches un promedio de 35 a 40 personas en un comedor protegido por paredes de concreto de medio metro de espesor. Y su enfoque culinario está cimentado en productos de alta calidad de origen local con énfasis en procesos sostenibles.

El chef en jefe es Nicolai Ellitsgaard, quien fuera aclamado por sus creaciones en el restaurante Måltid en la ciudad de Kristiansand. Su liderazgo guía la labor de un equipo de 16 profesionales con experiencia en los mejores restaurantes Michelin.

Restaurante

El menú está compuesto por 18 platillos, gran parte de ellos protagonizados por pescados y mariscos. El ticket por persona asciende a tres mil 700 coronas (430 dólares) incluidas las bebidas; y más de siete mil clientes se han registrado para cenar en el restaurante.

Además de ser un restaurante, ‘Under’ funciona como un centro de investigación para la vida marina, y rinde tributo a la fauna salvaje del mar y a la costa rocosa del extremo sur de Noruega. Fue diseñado por el despacho arquitectónico Snøhetta, que -por cierto- ha proyectado museos, observatorios de renos y hasta casa de muñecas.

¿Qué dices?, ¿Te gustaría conocer la propuesta culinaria de este restaurante entre los peces? Sí es así, coloca tu brújula hacia las costas de Lindesnes, Noruega.

Te puede interesar: 9 hoteles mexicanos entran a la lista de los más lujosos del mundo

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

vacaciones
Cómo tomar días de vacaciones sin desistir en el intento
Por

El 70% de los mexicanos pasa seis meses o más sin tomar vacaciones y más de una cuarta parte pasa un año o más sin tomar...