La trama es conocida por muchos que gusten de las novelas históricas europeas. Durante tres días, en el número 10 de Downing Street el mundo parece haberse detenido.

Churchill, y su gabinete de guerra representado por las figuras de Chamberlain, Halifax, Attlee y Greenwood se encuentran en la incómoda tesitura de decidir si continúan o no con la guerra contra Hitler; a pesar de que la apuesta se encontraba a favor de los nazis ya que el número de soldados y armería era notablemente superior.

Ni los ingleses, ni el resto de los países supo en aquel entonces que durante 72 horas se debatió el futuro del mundo. Sólo –décadas después– el diario de Jock Colville, secretario personal de Churchill, vio la luz en los años 80 y el mundo, ajeno a la realidad supo a ciencia cierta que aquella frase tan famosa de Primer Ministro ingles ‘La historia será amable conmigo, porque tengo intención de escribirla’ era más real de lo que parecía.

De eso trata 3 Días en Mayo, la obra creada por el dramaturgo Ben Brown, mexicanizada por Lorena Maza y con un elenco de rigor conformado por Sergio Zurita, Luis Miguel Lombana, José Carlos Rodríguez, Miguel Conde, Pedro Mira, Fernando Bonilla, Nicolás Sotnikoff y Juan Carlos Beyer.

Si bien se nos cuenta un hito en la historia de Gran Bretaña, el espectador mexicano podrá sentirse abrumado ante las actuaciones de unos políticos que lo único que buscan es el bien común de la sociedad inglesa. Hay algo delicado en abandonarse a los demás y es muy probable que eso incomode al espectador ya que aquí no sucede.

Y más ahora en la época Trump, donde lo que necesitamos son políticos que miren por el bien de la nación.

3 Días en Mayo estará en el Teatro Julio Prieto hasta el 9 de abril después de haberse estrenado con gran éxito el año pasado en el Helénico y haber recorrido todo el país. Una obra imprescindible para todo aquel que quiere entender tanto el pasado como el presente político y humano.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

El costarricense que pasó de programador a diseñador de moda
Por

El diseñador originario de Costa Rica, Fabrizzio Berrocal, se define como “autodidacta y empírico” y es que...