Con motivo del Festival de Cine de Venecia que se lleva a cabo del 30 de agosto al 9 de septiembre, recordamos uno de los documentales que une el arte, el turismo y la gastronomía.

Se trata del filme que se estrenó durante el Festival de Cine de Venecia de 2015 y que rinde homenaje al icónico Harry’s Bar de Venecia que después se convirtió en el imperio de gastronomía y hospitalidad de Cipriani.

El documental lo realizó la directora Carlotta Cerqutti y cuenta la historia del bar que abrió sus puertas en 1928 a cargo de Giuseppe Cipriani. El sitio rápidamente se convirtió en el oasis predilecto de celebridades y realeza. El documental recuerda los inicios del bar remontándose a la época en la que Giuseppe trabajaba en el Hotel Europa en donde conoció a Harry Pickering, quien después de una discusión familiar no tenía manera de volver a su casa y Giuseppe le prestó dinero para lograrlo. En agradecimiento Harry volvió unos años después con el dinero que le había dado y la cantidad necesaria para que abriera su propio bar.

De esta manera, se abrieron las puertas de Harry’s Bar en el año de 1931 en Venecia. El sitio se volvió legendario en todos los aspectos, desde su clientela, hasta su arquitectura, ya que en 2001 lo nombraron Monumento Nacional por el Ministerio de Cultura Italiano. Por supuesto, aquí nacieron grandes leyendas de la gastronomía y de la coctelería que a la fecha definen su menú.

En el documental se plasman imágenes de los inicios del bar, un recuento de las grandes personalidades que lo visitaron, así como testimonios de celebridades que han estado entre sus paredes. Algunas de las personas que se sentaron en sus mesas fueron Winston Churchill, Orson Wells, Truman Capote, Ernest Hemingway, Charlie Chaplin, Maria Callas y Woody Allen, por mencionar algunas.

Desde entonces, la firma ha crecido en gran medida, pero se mantiene fiel a su administración familiar. Actualmente se encuentra en la tercera generación, con la dirección de quien también lleva el nombre de Giuseppe Cipriani, nieto del fundador, aunque la cuarta generación comienza a integrarse poco a poco al negocio.

Leyendas culinarias

El coctel Bellini – Inventado por Giuseppe Cipriani, mezcla puré de durazno blanco y vino espumoso italiano, Prosecco. En 1948 quería celebrar la exposición de Giovanni Bellini que se presentaba en el Palazzo Ducale, entonces tomó el color preferido del artista, el rosado, y lo plasmó en una bebida.

El carpaccio de res – Cuenta la historia que la amiga de Giuseppe, la contessa Amalia Nani Mocenigo, un día llegó a Harry’s Bar y le dijo que se le antojaba la carne, pero que el doctor le dijo que no podía comerla cocida. Entonces él no quiso decepcionarla e inventó este plato para satisfacer su antojo. La razón del nombre viene de que en aquella época se encontraba en el Palazzo Ducale la exposición del pintor Vittore Carpaccio y decidió rendirle homenaje a través de esta creación porque sus colores favoritos era en el rojo y el blanco.

 

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

El perfume creado para que la mujer que lo porte, sea la Diosa de la noche
Por

La inspiración del perfumista de la maison Bulgari fue crear el elixir de un oro negro con notas de jazmín, begonia negr...