Los problemas que genera una mala alimentación trascienden la esfera personal y se convierten, en gran escala, en problemas de salud pública capaces de enfermar a países enteros… incluido México. Al respecto, la Doctora Mariangela Conconi, quien posee un doctorado en Metabolismo por la Universidad de París y es catedrática de la Universidad Anáhuac, afirma para Forbes Life: “un estudio realizado por Morgan Stanley publicado en el 2015, señala que los países que consumen más azúcar comenzarán a disminuir su crecimiento; ¿por qué? por el pago de los medicamentos que requiere el tratamiento masivo del síndrome metabólico; es un factor a considerar para el crecimiento económico del país”.

La especialista llama a este problema “el avance silencioso” y lo explica así: “Se estima que la mitad de la población mexicana será obesa en el 2050. Está claro que tenemos una epidemia de obesidad y de diabetes tipo 2 a nivel global, por ello, en mi próxima conferencia explicaré qué es lo que pasa con el cuerpo al nivel de reacciones químicas para evitar padecer el síndrome metabólico”, afirma sobre la conferencia “Comer no engorda, alíate con tu metabolismo”, que se realizará el próximo 15 de marzo a las 7 pm en la Universidad Anáhuac México, en el Auditorio de Rectoría Campus Norte.

Metabolismo

¿Qué es y cómo inicia el síndrome metabólico? Es un padecimiento que inicia con la grasa visceral que se acumula en los órganos, explica la Doctora: “la teoría en boga indica que es la grasa visceral la que general el síndrome metabólico. ¿Cuáles son los síntomas? Hiperlipidemia (exceso de grasa en la sangre), triglicéridos y colesterol altos en la sangre, presión arterial alta… ello ocasiona que la gente no baje de peso aunque haga dieta, sea resistente a la insulina y se convierta en diabético. El síndrome metabólico es la suma de todo esto, es el combo completo”.

Dicho padecimiento se encuentra al alza entre la población, explica la especialista, por los malos hábitos alimenticios y la falta de conocimiento de cómo funciona el metabolismo, lo cual lleva a las personas a seguir dietas equívocas basadas, por ejemplo, en el consumo de calorías.

PUBLICIDAD

“Ni subir ni bajar de peso son comportamientos lineales ni dependen solo de las calorías; en ello, los horarios, por ejemplo, son determinantes. El metabolismo va de la mano de tu reloj biológico, es por eso que aquel dicho de las abuelitas es muy cierto (desayunar como rey, comer como príncipe y cenar como mendigo) porque el gasto energético es muy diferente en la mañana, por la tarde y en la noche”.

Cuando una persona empieza a tener horarios alimenticios fijos y deja de comer alimentos procesados, los cambios suelen ser casi inmediatos: mejoran su digestión significativamente, dejan atrás la inflamación estomacal y disminuyen padecimientos como la colitis. Después, el siguiente beneficio que salta a la vista es un aumento en los niveles de energía, explica la Doctora: “En el momento en que prendes la quema y degradación de los nutrientes de manera correcta, te sientes mucho mejor, te sientes con energía, con ganas de hacer cosas”.

comer y metabolismo

La Doctora Mariangela Conconi en entrevista con Forbes Life.

Consejos de alimentación para viajeros
Quienes viajan constantemente tienen altas y bajas en su ritmo alimenticio que descompensan al metabolismo, afirma la especialista. Y al respecto, recomienda seguir estas indicaciones:

“Si es un viaje rápido de dos o tres días, con una o dos horas de cambio de horario, debes tratar de mantener los mismos horarios que en México, evitar pasar largos ayunos y comer cada tres o cuatro horas. Trata de apegarte a los horarios de México y escoge entre las opciones disponibles de comida la mejor”.

Si se trata de un viaje que tendrá una duración de una a dos semanas, no es posible mantener el horario del país de procedencia, por lo tanto, la recomendación es adaptarte lo antes posible a los tiempos del país que visitas, “pero sin saltarte comidas; debes seguir comiendo cada tres o cuatro horas para que a los dos días de tu arribo el metabolismo reaccione a lo que estás haciendo”, advierte la Doctora.

Finalmente, en el caso de quienes viajan muy constantemente, cada dos o tres días, por ejemplo, a Estados Unidos, deben tratar de mantener el horario de México:”Si mueves el horario una o dos horas no pasa nada, lo que no debes hacer es que si subes al avión en la mañana termines comiendo a las 5 de la tarde; es decir, lo ideal es que si subes al avión a las 5 am, pruebes al menos una fruta, y después, digamos a las 9 am, estés desayunando para que a la 1 o a las 2 pm hagas la comida”.

Finalmente, la Doctora Conconi afirma que la conferencia que dará el próximo 15 de marzo en la Universidad Anáhuac, en la Ciudad de México, tiene un objetivo principal: crear conciencia entre los mexicanos de por qué tenemos que aprender a alimentarnos de manera correcta para evitar el síndrome metabólico y las complicaciones que genera en el organismo.

Es solo cuestión, afirma, de mantenerse saludable al llevar una alimentación equilibrada con base en el conocimiento del metabolismo.

Te puede interesar: Qué ejercicios hacer según la edad. ¡Ponte en movimiento!

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aqu

 

Siguientes artículos

fotografías
Cómo tomar mejores fotografías en tus fiestas; garantizado
Por

No pierdas la oportunidad de capturar momentos memorables en tu próxima reunión.