La historia de la moda en Francia es larga, innovadora y se escribe siempre a la vanguardia. Ha servido de inspiración para que diseñadores de otras partes del globo la tomen como referencia, y es que también la moda francesa se ha consolidado como un sinónimo de lujo, elegancia y autenticidad.

Un destino reconocido por su arte, cultura, arquitectura, gastronomía, y por supuesto, la alta costura. La sofisticación y elegancia de las esbeltas mujeres quienes durante el siglo XX portaron prendas y accesorios de reconocidas firmas marcó un hito sobre París que por mucho tiempo fuera considerada como la capital de la moda internacional.

Fue poco antes de la Revolución Francesa que la sociedad gala comenzó a sobresalir en este ámbito, el cual era dictado por la familia real, la corte y sus diseñadores, quienes apoyaron con soltura y atrevimiento los gustos de personajes famosos como la marquesa de Pompadour o los vestidos de María Antonieta.

Es por ello que para celebrar su Fiesta Nacional hemos recopilado a los diseñadores más emblemáticos que esta nación ha arrojado a las pasarelas y quienes han impregnado con su legado a las mentes contemporáneas de esta industria.

Gabrielle Coco Chanel

La diseñadora que encarnó la definición de elegancia femenina fue, sin lugar a dudas, Coco Chanel. Considerada como una de las modistas más emblemáticas de la historia y una de las más innovadoras durante la Primera Guerra Mundial. Esta mujer que encabezó la época dorada de las couturières; junto a la italiana Elsa Schiaparelli, Madame Grès, Madame Vionet, Jeanne Lanvin, y Nicole Groult, entre otras; innovó en la industria de la moda a través de una línea de ropa informal, sencilla y cómoda. A sus 71 años, en 1954, consagra su icónico traje de chaqueta como una solución de indumentaria indiscutible a la modernidad, que le vale para adelantarse a los nuevos paradigmas que dictaría la década siguiente: la silueta andrógina. Su imperio también alcanzó la gloria con el diseño de sombreros, joyas, perfumes, como el Chanel Nº5, y bolsos, que actualmente se han convertido en un artículo básico entre las celebrities y bloggers.

chanel

Christian Dior

La alta costura alcanzó su punto máximo en la etapa de post guerra, cuando Dior revolucionó la forma de la ropa para dama con el llamado New Look (un estilo de costura para mujer que propone hombros torneados, cintura fina y falda amplia en forma de corola), el cual hizo su primera aparición en 1947. La colección causaría escándalo, pues rompería con las restricciones impuestas por la Segunda Guerra Mundial. Esta nueva feminidad sería la imagen de toda la década. Sin embargo, la visión de este hombre no sólo se limitó a la confección de ropa, sino que alcanzó la gloria con otros productos de lujo como joyas y perfumes, mismos que impregnó con el sello Dior. La Maison de moda ha vestido a distintas celebridades y a miembros de la realeza como Diana de Gales, a quien homenajeó en 1995 con un famoso bolso de mano llamado Lady Dior.

Dior1

Jacques Fath

Considerado como uno de los tres diseñadores más representativos de alta costura francesa después de la posguerra, la Maison de moda de Fath se inauguró en 1937, sin embargo, despuntó hasta la década de 1940. Su formación fue autodidacta y logró reflejar una propuesta de moda ligera, alegre y llena de fantasía. Retomando el New Look de Dior, este diseñador juega con la asimetría de los volúmenes, con el remodelado de un cuerpo femenino idealizado y también con la estilización de la silueta. Se adaptó a nuevos materiales y a las nuevas rutinas de las mujeres, pues no por nada  The New York Times aseguró que sus faldas con forma de flores fueran creadas “para el beneficio de las mujeres, quienes eran obligadas a andar en ésta durante la distribución de gasolina». Además de la confección de ropa, la compañía se vio inmersa en la producción de perfumería, guantes y otros accesorios.

Jacques Fath

También te puede interesar: Hermès: El imperio secreto del lujo

Jacques Heim

Este modisto dirigió desde 1930 y hasta su muerte la casa de moda Jacques Heim, además fue presidente de la Cámara Sindical de la Costura parisina entre 1958 y 1962. Su interés por la costura comenzó en 1925, cuando  empieza a trabajar con sus padres en su taller de peletería. Pronto este joven diseñaría sus propios vestidos y abrigos a partir de telas originales inspirados en la tradición francesa, que dictaba mesura y elegancia. Su firma introduce el uso de tejidos, como el algodón, hasta entonces menospreciados en la alta costura. Es discreto con los bordados y los adornos, con lo cual atrajo a clientes jóvenes y contribuyó a fomentar el emergente prêt-à-porter. De entre sus piezas clave se encuentran el Atom, un traje de baño conformado por dos piezas confeccionado en algodón de vestidos de noche, que sería precursor del bikini. En el Palais Galliera, se puede admirar gran parte del acervo de la casa Heim, la cual cerrara sus puertas en la década de 1960.

Jacques Heim

 

Marie-Louise Carven

La firma que lleva el mismo nombre, Carven, nació en 1944 debido a que su fundadora Marie-Louise Carven se enfocó a una clientela de menor estatura, pero igualmente elegante que ella, que para entonces no había sido explorada. Pronto se consolidó como el ídolo de las jóvenes de la época. Su propuesta engloba tejidos nada ostentosos y ligeros, como el algodón y el lino. Sus prendas a precios accesibles anuncian la venida del prèt-à-porter. El traje compuesto de falda y chaqueta, denominado Esperando es una de sus más grandes aportaciones a la moda internacional. Ella fue la primera diseñadora de París en patentar un sostén push up.

Marie-Louise Carven

Thierry Hermès

Fundada en 1837 por Thierry Hermès, esta casa resalta por manufactura artesanal que es parte de sus accesorios de marroquinería, bolsos, relojes, corbatas, mascadas y hasta equipo ecuestre. Fue en 1952 cuando en la edición francesa de Vogue se publicó una fotografía del vestido Hermeselle con este comentario: “Mientras que, por lo general, nos inspiramos en un estampado para crear un vestido, Hermès hace exactamente lo contrario. En colaboración con tejidos Léonard, presenta un vestido único cuyo corte determina el diseño. El estampado sobre fondo claro se asemeja a un trazo de carboncillo; sobre uno oscuro, a una pincelada de gouache. Este efecto visual confiere al vestido su carácter exclusivo. Está disponible en gabardina de algodón, seda salvaje y popelín, y en todos los colores. Se presenta con un cinturón de cuero y una banda de algodón del mismo color. Este vestido, cuya botonadura es igualmente imaginaria, se puede adquirir en Hermès y en sus establecimientos de Cannes, Biarritz y Deauville…». La trascendencia de esta firma en el universo de la moda es historia.

thierry-hermes_159-profile

También te puede interesar: Las personalidades del mundo de la moda con menos de 30 años

Pierre Balmain

Con formación en arquitectura, presentó en 1945 su primera colección que se caracterizó por faldas acampanadas largas y de cintura estrecha. Esta nueva feminidad replantearía la imagen de la mujer francesa y, con ello, seduciría a nuevas consumidoras. Para el año siguiente lanza su primer perfume, en homenaje a su madre. En 1951 impuso la estola para el día y la noche, sus chales y capas de estilo cosaco marcaron tendencias. Reconocido por su sofisticación y elegancia, este diseñador fue el creador del estilo Jolie Madame, sin embargo, siempre estuvo inspirado en el ideal de la belleza clásica y en la arquitectura del movimiento. Varias celebridades como Brigitte Bardot, Marlene Dietrich y Sofía Loren vistieron sus diseños.

Pierre Balmain

Yves Saint Laurent

Este diseñador se vio atraído por el mundo del diseño debido a los vestuarios del teatro. Con tan sólo 18 años comenzó a trabajar en la casa Dior, donde diseñaba algunos accesorios y se encargaba de decorar el estudio. Más tarde, Christian lo dejaría a cargo como su sucesor y diseñador en jefe. Para 1961 funda la casa YSL, donde lanza su primera colección, Trapecio, en la que vestidos de organdí, las faldas de tul o los trajes de chaqueta de lana y franela fueron los protagonistas. La colaboración con Pierre Bergé fue de suma importancia para que Saint Lauren construyera una empresa sólida dentro de la industria de la moda. Las colecciones de los años 60 incorporaron el esmoquin al vestuario femenino y consolidó así el prêt-à-porter como una línea comercial completa. También fue el primer diseñador en incorporar a mujeres de raza negra como modelos en sus pasarelas.

PDP_1210X905PX_01

Hubert de Givenchy

A los 24 años este diseñador fundó su propia casa de moda, él a muy temprana edad se inspiró de las revistas de moda y soñó con trabajar en Balenciaga. A los 17 comenzó como asistente de diseño en el estudio de Jacques Fath, Robert Piguet y Lucien Lelong del cual fue recomendado por Christian Dior. En 1950 se convirtió en el primer asistente de Elsa Schiaparelli. Además, creó algunas prendas para la actriz Audrey Hepburn, quien se convertiría tiempo después en la embajadora de su marca, fue a través de estas prendas clave que influyó e inspiró a varios diseñadores. Para 1952 fundó su emporio, el cual era dirigido a un público más diverso y que tuvo un éxito inmediato gracias a que su primera colección fue el punto de partida para consolidarse en lo más alto de la de la moda de aquellos años. Givenchy vistió a celebridades como Elizabeth Taylor y Jean Seberg, además de a miembros de la política y la realeza como Jacqueline Kennedy, Grace Kelly y la duquesa de Windsor.

PARIS, FRANCE - 1960: French designer Hubert de Givenchy, 1960 in Paris, France.

Jean Paul Gaultier

El creativo tuvo una formación como diseñador de modas, sin embargo, su carrera realmente comenzó cuando envió a varios diseñadores famosos sus bocetos en lo que tomó como inspiración a la modelo rusa Krasivaya, (a quién él consideraba como su musa). Presentó su primera colección individual en 1976 , en la que ya figuraba su característico estilo irreverente. Ha sido conocido como el enfant terrible de la moda francesa. Muchas de las siguientes colecciones de Gaultier estarían inspiradas en el street style, en el que retoma a la cultura popular, que se contrapondrían con sus colecciones de alta costura, las cuales plantean un toque formal pero al mismo tiempo auténtico. A principios de 2016 las fragancias de este diseñador francés se añadieron al catálogo de la empresa de artículos de lujo, Puig.

Jean Paul Gaultier

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Restaurantes con mayor tradición francesa en CDMX
Por

La gastronomía francesa ha servido de inspiración para consolidar técnicas y estilos a la hora de cocinar. Sin embargo,...