La pieza de alta relojería, Mille Miglia GTS Power Control, que evoca la pasión por los automóviles y las carreras clásicas arranca con estilo durante Baselworld 2015. 

Desde su lanzamiento en 1988, la colección Mille Miglia se ha convertido en un distintivo icono de la casa Chopard. Una parte muy importante para todos aquellos fanáticos de las carreras y las competiciones es, sin duda, el tiempo. Éste marca tanto la desventura como la satisfacción de los competidores, pero también es la clave del rendimiento en cada uno de los pilotos.

A partir de la fascinación de Karl Friedrich Scheufele, copresidente de Chopard, por los automóviles es que nace esta legendaria línea de guarda tiempos. Friedrich, quien también fuera un aficionado coleccionista y piloto, participaba cada año como corredor y patrocinador oficial de la Mille Miglia, una de las carreras de rally de mayor relevancia en el mundo del automovilismo, la cual partía de la Brescia a Roma y que dio vida a la colección Mille Miglia GTS (Grand Turismo Sport).

Esta línea integra un cronómetro de tres agujas y fecha, Mille Miglia GTS Chrono; un modelo con reserva de marcha, Mille Miglia GTS Automatic; y el cronógrafo, Mille Migia GTS Chrono. Estos tres modelos fueron creados a partir de los coches clásicos que participaban en esta emblemática carrera entre los años 1940 y 1957. Cuentan con cajas de acero, de 43mm de diámetro para las versiones Automatic y Power Control, y de 44 mm para la versión Chrono, todas presentan asas puntiagudas, cortas y con caídas manufacturadas para brindar confort al usuario.

Foto: Cortesía Chopard

 

Un movimiento único y exacto

Por primera vez los modelos de esta línea presentan un movimiento Chopard, es decir, que al ser su calibre 01.08-C desarrollado y ensamblado dentro de los talleres de Fleurier Ebauches, poseen indudable precisión.

Los talleres fueron adquiridos por la casa joyera desde 2008 con el objetivo de reproducir los mecanismos de relojería así como los componentes clave para confeccionar una máquina del tiempo.

Este calibre es automático, tiene una frecuencia de 28.000 alternancias por hora y certificado de cronometría otorgado por el COSC (Control Oficial Suizo de Cronometría), organismo que se encarga de someter a pruebas de precisión a los movimientos con los que trabajan los fabricantes de relojes.

Foto: Cortesía Chopard

Mille Miglia GTS Power Control, el gran clásico de Chopard reinventado

Reflejando en sus características físicas todo el espíritu de las carreras, el rendimiento y la máxima calidad de Chopard, el Mille Miglia GTS Power Control es de las últimas creaciones de la compañía Suiza, presentadas en el Baselworld 2015, el Salón Internacional de la Alta Relojería y joyería que se celebra cada primavera en la ciudad de Basilea, Suiza.

Características:

  • Carátula se 43 mm, hermética hasta 100 metros bajo el agua. Cuenta con un cristal de zafiro antireflectante resistente a ralladuras, destacando por su compostura en el material de oro rosa de 18 quilates.
  • Animado por una masa oscilante de tungsteno, puede apreciarse a través del fondo de cristal de zafiro.
  • En color negro mate rinde homenaje a la estética de los coches clásicos.
  • Las agujas e índices destacan por ser luminiscentes y sobredimensionados. El 6 y 12 evocan al clásico indicador de gasolina de los años 50.
  • El caucho se asemeja a los neumáticos Dunlop de los coches de los años 60.

 

Para mayor información:

chopard.es

@Chopard

baselworld.com

@Baselworld

#‎BaselWorld2015

 

Siguientes artículos

La voluntad del consumo de lujo
Por

El ejecutivo posmoderno ha encontrado su alimento espiritual en la rutina del consumo lujoso. Seguimos queriendo disfrut...