Tres años residiendo en Ciudad de México y por fin las circunstancias se dieron para visitar Au Pied du Cochon… No sucedió antes un poco por falta de ocasión y un poco por pereza. Un restaurante de tono francés con más de 15 años de existencia y que, para más inri, se encuentra dentro del Presidente Intercontinental en la zona hotelera de Polanco. No es que fuera pereza, era desidia absoluta.

Pues bien, tras superar esta pereza Au Pied du Cochon se ha convertido en uno de mis rincones gastronómicos favoritos. Adoro su decoración de bistró parisino con influencia Art Nouveau; muero por su sopa de cebolla; los vinos por copas son de lo más recomendables; y por si fuera poco, resulta que es mucho más económico de lo que un restaurante con esas características amenaza. ¡Y su cocina abre 24 horas!

 

Frédéric Lobjois

En 1947, Clement Blanque abrió Au Pied de Cochon en París bajo un concepto de comer bien a un precio accesible. El lugar se hizo famoso por su sopa de cebolla y por estar abierto de día y de noche, adaptándose así a las fábricas colindantes que también estaban abiertas de día y de noche. Grupo Presidente decidió traer a Mexico el mismo concepto de Au Pied de Cochon, donde un admirable Guy Santoro dirigió y desarrolló el concepto, aunque es actualmente el chef Frédéric Lobjois quien lidera y respeta una cocina impecable, sabrosa y de clara definición francesa.

Foie y compota de higos

De su menú puedo recomendar, sin miedo a equivocarme, los clásicos blinis con salmón ahumado y crema de raíz; el foie gras de pato con compota de higo y pan brioche y por supuesto los escargots estilo Borgoña con mantequilla y perejil. Sus ostras son otra de mis perdiciones, especialmente las Fine de Claire francesas, aunque también las hay muy buenas de Ensenada.

Escargots a la bourguignon

La sopa de cebolla, amén. Tercera vez se menciona en este post. La concentración del consomé y el punto caramelizado de la cebolla la convierten en la mejor de la ciudad.

Sopa de cebolla

Un listón que, una vez superado, es para mí garantía de cocina de alto nivel, es un Steak Tartar bien preparado. Aquí así lo hacen, lástima que por el exceso de clientes no tomen el tiempo de cortar la carne a cuchillo, sería realmente excepcional. Lo sirven con patatas a la francesa pero a mí me gusta más con pan tostado y cortado muy fino.  Pueden pedirlo.

Tarta fina de manzana y helado de vainilla

La pata de cerdo con salsa Bernesa y también el magret de pato a la pimienta verde con pithiviers de foie gras y pistacho son dos de los platos fuertes que han hecho famosa la carta de Au Pied du Cochon. Es buena idea compartir cualquiera de los dos.

De postre una Crème Brûlée nos vale, aunque prometo volver a por la tarta fina de manzana y helado de vainilla.

Para beber: Podemos empezar limpiando el paladar con una copa de Bellini o Mimosa (champagne con jugo de melocotón o naranja); después pueden optar por un albariño de Do Ferreiro por copa o botella. Cierren la experiencia con algún capricho: un calvados (tan difícil de encontrar) o un Irish Coffee. Yo opté por ambos.

Precio medio: 600-800 pesos

Restaurante AU PIED DU COCHON

Campos Elíseos 218, Miguel Hidalgo, Polanco, CDMX

Teléfono Reservas: 01 55 5327 7756

www.aupieddecochon.rest

 

Contacto:

Página web: milles¡me! México

Facebook: Millesime Mexico

Página web: estudio milles¡me!

Facebook: Estudio Millesime

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Será posible dormir al interior de la cervecera más famosa de Irlanda
Por

El Día de San Patricio es un día icónico de Irlanda en el mundo, sea el lugar que sea en donde se festeje, se viste de v...