Por primera vez en la historia de la firma, Breitling lanza una línea diseñada para el mercado femenino.

Las adaptaciones de modelos masculinos a versiones femeninas no era algo ajeno a los relojes de la marca, sin embargo con la demanda creciente de modelos exclusivos para mujeres resultaba el momento indicado para crear una línea exclusiva para este mercado que está en ascenso.

Tan sólo el 15% de las ventas de Breitling corresponde a los modelos para mujer actualmente, no obstante algo que llamó la atención a sus creativos es que las mujeres ya no son asiduas a los tradicionales relojes pequeños, por lo que poco a poco han comenzado a comprar más modelos masculinos pero para su uso. Un fenómeno que, aunque no pueden contabilizar, resultó bastante atractivo para el desarrollo de esta nueva línea.

Relojes de 36 y 38 mm conforman esta colección entre la que se encuentran cuarzos y automáticos. Las complicaciones no fueron el foco principal de los modelos, sino el diseño, el cuidado en los acabados y la variedad de colores.

 

Galactic 36 SleekT

Galactic 36 Sleekt

Este modelo se sometió a un rediseño que lo hiciera más sofisticado, sin perder su esencia deportiva. Por lo tanto la caja es más delgada, el bisel nuevo es liso de carburo de tungsteno y las esferas se presentan en una versión lacada negra o nácar lo cual le aporta un detalle más elegante. Debido al tungsteno resulta en una dureza superior, incluso es 5 veces mayor a la del acero, y, por lo tanto, es imposible de que se raye. Algo que cabe resaltar es que llevan el cuarzo a otro nivel, ya que se trata de un movimiento SuperQuartz que presume una precisión 10 veces mayor.

Se puede elegir entre correa metálica o de piel en varios colores. Precio desde 4,135 hasta 11,600 USD si se quiere un bisel de diamantes.

 

Chronomat 38 SleekT-diamond bezel

Chronomat 38 Sleekt

La historia de Breitling nace de la creación de cronógrafos para aviadores y es precisamente esa herencia la que se refleja en este Chronomat cuyo primer modelo masculino se desveló en 1984. Aunque no se trata de una adaptación masculina para mujeres sí guarda la esencia de este tipo de relojes pero el rediseño lo refina para crear un modelo más suave a la vista. Entre las modificaciones, la caja de acero pulido cuenta con una esfera de nácar o con índices de diamantes, de igual forma el bisel de acero puede engastarse en diamantes. Al igual que los demás modelos el material es de carburo de tungsteno lo cual garantiza durabilidad y dureza para que no se raye. Este es el modelo más elaborado de la línea femenina, ya que conserva características de los cronógrafos tradicionales, entre ellas el cristal de zafiro es anti reflejo, las agujas son luminiscentes, la caja es robusta y con resistencia de hasta 100 m y el movimiento es de Calibre Breitling 13 automático de alta frecuencia.

Se puede elegir entre correa metálica o de piel en varios colores. Precio desde 6,967 hasta 15,000 USD si se quiere un bisel de diamantes.

 

 

Más información:

breitling.com

 

Siguientes artículos

Los secretos de Panerai se desvelan en la Regata que lleva su nombre
Por

Angelo Bonati dirige, desde el año 2000, la marca de alta relojería que hace suspirar a Johann Rupert, empresario de ori...