Una emblemática piedra que por su brillantez, dureza y elegancia ha dado pie a valorizar la emoción de quien lo da y quien lo recibe, convirtiéndose en un recuerdo indestructible de momentos inolvidables.

Ideales para consolidar un matrimonio, simbolizar el amor hacía la familia o como un gran regalo, los diamantes están rodeados de un sinfín de emociones y secretos. En Forbes Life nos dimos a la tarea de investigar más a fondo y descubrir con la ayuda de Aarón Navarro, experto en gemas de Joyerías Bizzarro, lo que hay detrás de esta enigmática y fascinante piedra.

“Los diamantes son la forma más pura de carbono que existe. Se forman en condiciones de presión y temperatura extremas a profundidades de entre 140 y 190 kilómetros bajo tierra y llegan a la superficie, o al menos a fondos alcanzables por el hombre, debido a la actividad volcánica”, asegura el especialista.

Después de su extracción, estas gemas se clasifican y separan con cuidado para no destruir las más grandes piezas. Las más puras son aquellas que se utilizan en la joyería, éstas son cortadas y pulidas a mano.

En Joyerías Bizzarro estas piedras preciosas son un producto estrella, y destacan las formas de corte brillante, oval, pera, esmeralda, princesa, baguette, marquiz y corazón, sin embargo, la forma dependerá del brillo que genere la piedra.

A través de su pulido, solo pueden ser rayados por otros diamantes, manteniéndose ilesos ante una ralladura generada a partir del uso diario. Es gracias a su dureza que son tan resistentes que se consideran “indestructibles”.

¿Cómo se crean los diamantes?

Inspirándose en viajes, gastronomía, moda y vivencias, así como algunas emociones, pueden servir para diseñar la forma que tendrá el diamante. Es por ello que en esta casa joyera mexicana se “busca construir las emociones a partir del diseño de bellas piezas artesanales”, pues una de sus pasiones es estar presentes en los momentos inolvidables de cada usuario para perdurar por siempre, asegura Aarón.

El cuerpo del diamante se divide en cuatro: la mesa o meseta, que es la parte superior; la corona, que es la pequeña caída con ángulos de entre 30, 45 y 60 grados; la cintura, que es el perímetro que define a la joya; y la colete, la unión de todas las caras del objeto en un pico.

 

 

Características de los diamantes

A continuación, los básicos que se deben observar al momento de elegir una gema:

  • Corte. Siendo este el único factor que el humano puede controlar con su habilidad artística, es también el más importante, ya que determinará su belleza y valor. En él se deben considerar las proporciones, simetría, acabado y pulido para confeccionarlo.
  • Color. Aunque a primera vista estas piedras parecen no tener color, lo cierto es que al fijarse pueden aparecer tonalidades que hablan sobre si valor. De hecho, entre menos color tenga un diamante, se considerará más exótico, bello y valioso. La escala de color se describe según el tono de la gema, comenzando con la letra D, para designar al más transparente o blanco, hasta llegar a la Z, que presenta un tono amarillo suave.
  • Pureza. Ésta dependerá de la claridad de la piedra, pues tendrá la más alta calificación de claridad según la cantidad de impurezas que presente. Es decir, que por ser un producto de la naturaleza puede lucir alguna imperfección, dentro o fuera de si mismo, lo que reducirá su nivel de claridad y, por lo tanto, su valor.
  • Quilataje. Para medirlas y evitar caer en confusiones como con otros valores de medición, se han permitido fraccionarlos en unidades, llamadas puntos, con lo que un quilate significa que tiene un valor igual a 100 puntos. Mientras que el quilataje corresponde al peso y tamaño de la gema, la densidad es la característica que se encarga que aunque las piedras no tengan el mismo tamaño, puedan pesar lo mismo.

Aún cuando estos puntos incrementan el precio del diamante, “el valor más importante será el sentimiento que se encuentre internado en él, desde el trabajo artesanal de los expertos en joyería, hasta la emoción de quien lo regala y el significado que representa para quien lo recibe”, finaliza Aarón Navarro.

 

Para mayor información:

joyeriasbizzarro.com
@JoyeriaBizzarro

 

Siguientes artículos

Morelia en Boca: el cine y la cocina se juntan
Por

Dos temas que tienen sentido juntos: la cocina y el cine, fiel reflexión de la realidad de nuestras culturas, expresione...