Mil Grandes Premios… se dicen fácil, pero como todo en la vida, no hay meta alguna que no involucre esfuerzo, trabajo y sacrificio.

Sin duda se trata de un número importante para todos los que somos parte del mundo de Formula 1, ya que denota una meta y un momento en la historia en el que por siempre quedaremos plasmados. Nunca se me había ocurrido esto, pero hoy me siento a reflexionar y sintetizo cuáles han sido mis aportaciones a este gran deporte y sobre todo cuáles han sido mis aprendizajes.

Estamos acostumbrados a vivir a mil por hora – especialmente en esta industria en la que el tiempo y la velocidad lo son todo –, viajamos por el mundo a los destinos más increíbles a lo largo de 9 meses, pero hoy nos detenemos y vemos hacia atrás para entender hasta dónde hemos llegado. Desde 1950 se han celebrado 69 temporadas de la máxima categoría del deporte motor. Dentro de esas tantas, este domingo 14 de abril de 2019 se compite el Gran Premio número mil en Shanghái, China.

Cita memorable

En todo este tiempo, de los 891 pilotos que han participado en la F1, sólo hemos visto ganar a 107 y tan sólo a 33 de ellos coronarse como campeones del mundo. Por mi parte, yo me inicié dentro del Campeonato Mundial de la máxima categoría en el año 2009 con 24 años. Entonces trabajaba en Indianápolis para Just Marketing International, una de las agencias del deporte motor más grandes del mundo. Manejábamos cuentas de patrocinios millonarios que buscaban utilizar a la máxima categoría como herramienta de mercadotecnia y relaciones públicas para promover sus productos y servicios. En aquel entonces la agencia era liderada por Zac Brown, actual Director del McLaren F1 Team.

Ese año fue uno de los más memorables dentro del campeonato, cuando Ross Brawn adquirió lo que era el equipo Honda F1 por la módica cantidad de £1 (libra esterlina) y la convirtió en Brawn GP con Jenson Button y Rubens Barichello al volante. El equipo, sin patrocinadores y que venía de la bancarrota, logró ganar el campeonato del mundo ese mismo año gracias a una fuente de poder Mercedes y a un difusor trasero que era totalmente revolucionario.  Nos recordó a todos que no importa que tan grande o chico seas, si le pones empeño, dedicación y corazón a las cosas no hay nada que te impida lograr tus metas.

Desde entonces y hasta hoy, recordando lo tanto que he aprendido a lo largo de los años, me doy cuento que a mi corta edad he tenido una oportunidad única de desarrollarme profesionalmente en un lugar donde muchos quisieran estar. Me siento infinitamente agradecido porque no he trabajado ningún día de mi vida, sólo he hecho lo que más amo en este mundo.

Vuelta a México

Fórmula 1

Desde que regresó Formula 1 a México, no dudamos en mejorar la hazaña y darle vida a la carrera. A lo largo de estos cinco años hemos hecho de todo, desde instalar un ring de Lucha Libre, llevar el Desfile de Día de Muertos y organizar las mejores F1ESTAS para los equipos los jueves por la tarde, entre muchas otras locuras. Convertimos el Gran Premio de México en un espacio divertido y con un componente social. Me fascina hablar con la gente y preguntar qué es lo que más les gustaría hacer o ver, para luego sorprenderlos y ver sus expresiones de asombro.

Al final del día, no sé cuál haya sido mi principal aportación a este fabuloso deporte, pero puedo decir que he llevado el concepto y espíritu de la F1ESTA a lugares nunca antes vistos. ¡Ah!, y por si les interesa saber qué ha sido lo más memorable en todo este tiempo, pues simple… el poder poner el nombre de México en lo más alto y haber conseguido, gracias al apoyo de todos ustedes, ser reconocidos por cuarto año consecutivo como el “Mejor Evento del Año”.

Lee más: Compra tu propia isla hecha a la medida, te decimos cómo

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Fórmula 1
Inicia la cuenta regresiva para la “quinta vuelta”
Por

Este fin de semana el receso de invierno terminó y los motores volvieron a rugir en Australia marcando el inicio del Cam...