El visionario arquitecto japonés Arata Isozaki fue reconocido con el Pritzker 2019, el máximo premio del mundo de la arquitectura. Con 87 años de edad, es el octavo japonés en recibir dicha distinción considerada como el Nobel de la arquitectura.

Detrás del trabajo de Arara Isozaki se encuentra un legado de más de 60 años con obras que sobrepasan el centenar a lo largo de su carrera, esparcidas en distintas partes del mundo.

Arata Isozaki Pritzker

Lucerne Festival Ark Nova. Foto: Iwan Baan

La obra del japonés se ha reinventado al paso de los años, teniendo diferentes enfoques en sus construcciones. Sus primeros trabajos dejaron a flote su ingenio en Japón, visible en construcciones como la Biblioteca Prefectural de Oita, la Biblioteca Central de Kitakyushu y el Museo de Arte Moderno de la Prefectura de Gunma, entre otros.

Arata Isozaki Pritzker

Nara Centennial Hall. Foto: Hisao Suzuki

Un legado mundial

En todo el mundo también se alzan símbolos de su talento. En Estados Unidos construyó el Museo de Arte Contemporáneo en Los Ángeles y el edificio Team Disney en Florida, mientras que para los Juegos Olímpicos de Barcelona edificó el Palau Sant Jordi.

PUBLICIDAD

Isozaki se ha convertido en uno de los arquitectos aspiracionales para las nuevas generaciones que ven en su trabajo un profundo reconocimiento que va más allá de la arquitectura.  Sus edificaciones muestran la adición de la cultura, la filosofía y otras disciplinas en su trabajo.

El próximo mes de mayo el arquitecto número 49 en obtener el Pritzer será reconocido en una ceremonia que se realizará en el Chateau de Versailles, en Francia.

Arata Isozaki Pritzker

Qatar National Convention Center. Foto: Hisao Suzuki

Te puede interesar: Así lucirá el estadio de la final del Mundial de Futbol Qatar 2022

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Gucci
Gucci abre una librería en Nueva York y escribe otra página en su historia
Por

Inspirado en las bookstore independientes de Nueva York, el espacio ha sido diseñado como un punto de encuentro cultural...