La Baja, en la parte noroeste del país, sabe a ahumado, a sal, a mar, a escabeches, a técnicas ancestrales, a tierra e historia… así  lo deja claro el autor Omar Millán después de un vivir el redescubrimiento de la Península al seguir un viaje que proyectó las historias detrás del concepto gastronómico BajaMed, el cual ha llamado la atención en los últimos años y dirigido las miradas a una zona que ha creado su propia identidad gracias a las virtudes de los productos locales.

Escudriñando las historias detrás de la comida bajacaliforniana en un viaje de tres años, el autor recorrió de extremo a extremo el territorio por largas e inhóspitas carreteras, desiertos, mares y ciudades para descubrir las historias detrás de la comida. Y es así como decenas de crónicas de viaje han quedado plasmadas en las hojas de este libro, pero más allá de eso, destaca a los personajes que hacen que la cocina BajaMed sea lo que es actualmente.

Periodista de profesión, Omar Millán cambió radicalmente los temas de sus anteriores escritos para enfocarse en una industria joven que ha hecho voltear los ojos del mundo a los municipios de Baja California para descubrir qué hace que todos hablen de su gastronomía. Así, le dio cabida a la historia, al productor, a la cocinera, a aquellos que hacen que llegue a nuestras mesas un producto, un sabor y una experiencia.

Te puede interesar: Estas son las series más exitosas del verano… y no están en Netflix

PUBLICIDAD
Baja

Rodeado de figuras representativas de la gastronomía de Baja, Omar Millán presentó su libro en Bellas Artes.

Más de 400 páginas con un excepcional diseño editorial, hacen de “El marciano y la langosta” un reflejo de la evolución y de los actores que han influido en uno de los estados más prósperos de la república mexicana; estado que no hace mucho no se consideraba proveedor de productos de la más alta calidad, entre vinos, mariscos, vegetales, cerveza artesanal y quesos, cada uno de ellos, a la altura de los mejores del mundo.

“El motivo de este libro fue un reedescubrimiento tras volver a estos lugares de la baja para recrear el bagaje cultural que han dejado las migraciones, encontrando siempre productos únicos como una constante durante el viaje; quise recrearlo al exponer en estas crónicas de viaje a través de los personajes”, compartió.

La paradoja del título juega con dos elementos representativos de los ingredientes que provienen específicamente de las costas bajacalifornianas: la indiscutible langosta y el “marciano”, que va relacionado con la centollo, un crustáceo que por sus características es llamado de distintas maneras, como diablo, satanás o lucifer.

Y aunque por el momento el autor no piensa continuar con este tema en sus próximas publicaciones, la experiencia como reportero le ha enseñado que las historias no se terminan cuando se publican, por lo que no descarta retomarlo en un futuro con alguna reedición de nuevas historias que nacen día con día en la Península de Baja California, muchas veces, alrededor de su peculiar gastronomía.

Te puede interesar: 5 series de Netflix que merecen una segunda oportunidad

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

mexicanos
Ellos son los mexicanos que el English National Ballet se llevará a Reino Unido
Por

En total fueron 123 bailarines mexicanos los que audicionaron en las instalaciones del Cenart. Estos son los resultados.