Pero no con cualquier hielo… o por lo menos así lo recomienda la tequilera Casa Dragones.

 El tequila se acostumbra tomar o en caballito o como parte de un coctel, como una Paloma o una Margarita. Sin embargo, cuando se trata de un buen destilado 100% agave deja de verse como un ingrediente más de coctelería y vale la pena disfrutarlo sólo.

El hielo, afirma la casa tequilera, permite resaltar la pureza del agave, exalta los sabores ocultos detrás del destilado y lo convierte en una bebida refrescante. Es por ello que Casa Dragones realizó una alianza con Okamoto Custom Ice Studio para desarrollar la iniciativa #dragonesrocks.

Shintaro Okamoto viene de una familia de escultores de hielo y ha desarrollado una técnica que permite crear hielo de calidad que se distingue por su transparencia, su aroma y su sabor (o más bien falta de éste). Ya que este tipo de hielo tarda en derretirse, no altera el color ni el sabor de las bebidas de principio a fin. Estas características lo han convertido en el preferido para realizar cocteles en los mejores bares de Estados Unidos.

“Si se tiene una bebida tan buena como Dragones diluirla con hielo convencional es desafortunado,” comenta Okamoto, resaltando el hecho de que cuando una bebida se toma en las rocas es muy importante elegir el tipo de hielo adecuado.

“En Japón es una tradición utilizar hielo de calidad en el mundo de la coctelería, pues es muy importante apreciar los ingredientes,” agrega el también diseñador de esculturas de hielo.

Para disfrutar un buen tequila en las rocas se recomienda servirse en vasos para whisky, usar hielos extra grandes para que tarden en diluirse y darle un toque con twist de limón o naranja, pues éstos son los principales sabores que se captan en el destilado cuando se enfría.

www.casadragones.com

 

Siguientes artículos

No es tiempo de entretenimiento, es un tiempo de entrenamiento: Daniel Habif
Por

El conferencista nos insta a buscar lo mejor de nosotros en tiempos de adversidad: no es momento de quedarse quietos, es...