Elena Tinghi se suma al clan familiar para dirigir las operaciones de Grupo Solfin en México, que engloba las marcas Max Mara, Marella, EMME y PennyBlack.

 

Por Victoria Mass

 

El 1 de julio de 2014 volvieron las tornas para Elena. Abandonó —no sin pesar— su puesto de directora de Retail & Wholesale, Operaciones y Marketing en Ermenegildo Zegna para dirigirse a las oficinas de Grupo Solfin, donde su padre y su hermana laboran cada día. Tinghi dedicó 20 años —cuatro en Italia y el resto en México— a expandir la firma italiana de moda masculina en nuestro país. Evidentemente, le costó tomar la iniciativa de cambiar su rumbo laboral. Durante dos décadas construyó una identidad para Zegna en México y aprendió cómo se gestiona una marca con sólidos valores de principio a fin. “Estar tantos años con Zegna me permitió conocer a los actores principales del mercado. Cambiarme fue una decisión personal y familiar. Se venía cocinando desde hacía un par de años porque siempre me ha atraído gestionar un negocio propio; es retador.”

Mientras su hermana Francesca, directora de Compras y Marketing, y su progenitor, director general, disfrutan las vacaciones estivales, Elena ha decidido quedarse en la Ciudad de México para curiosear en las boutiques del Grupo y ponerse al día.

Nos confiesa que no sabe nada de la marcas que su padre ha traído a México, lo que demuestra que las conversaciones a la hora de la sobremesa en casa de los Tinghi no tienen nada que ver con los negocios. “Mi padre ha formado una empresa desde cero. Creó la franquicia de Max Mara y ahora este país se ha vuelto un mercado interesante para otras marcas. Él fue pionero en la industria y creyó en México. Los 20 años que lleva en el negocio de la moda y su experiencia dan una credibilidad sólida al Grupo.”

La actual directora Comercial y de Operaciones comienza por enfocar su atención en “conocer muy bien la realidad de nuestra consumidora”. Ve un reto importante en captar nuevas compradoras. “Son mujeres que reconocen la calidad y entienden una elegancia sutil. No son amigas de grandes logos. Para llegar a ellas tenemos que modernizar nuestra forma de comunicar y abrazar el mundo digital, aunque personalmente sigo creyendo mucho en los medios impresos.” Cuando le preguntamos cómo han afectado las obras de renovación de la calle Masaryk (Polanco, Ciudad de México) a la flagship de Max Mara, Elena afirma que consideran en el presupuesto anual una flexión importante. “Nuestra clienta no va a caminar en medio del lodo en época de lluvia, así que optamos por abrir una tienda temporal en Natuzzi [en la calle Galileo, Polanco] donde, durante dos o tres meses, seguiremos ofreciendo la experiencia de compra propia de la marca”. Además, convierten el inconveniente en virtud: renovarán por completo la flagship con un estilo minimalista en el que la prenda será la protagonista del espacio.

Durante la entrevista Elena indica que juega con la ventaja de haber crecido profesionalmente en una empresa similar. Zegna cuenta con tiendas en las mismas plazas comerciales que Max Mara y es una firma italiana liderada por una sola familia. “Aunque el comportamiento de compra de un hombre y una mujer es diferente, la gestión del día a día es parecida en ambas marcas. Las dos viven realidades paralelas. Son empresas familiares muy grandes, pero mantienen ese toque de humanidad que los corporativos pierden.” Su facturación habla por sí misma: Zegna recauda más de un billón 250,000 euros anuales y Max Mara supera los dos billones euros.

Ferruccio sigue tomando las decisiones, pero Elena ha comenzado a formarse para sustituirle en el futuro. Junto con Francesca forman un trío invencible en el panorama de la industria de la moda en México. “No sabes qué va a pasar mañana, y juntos tenemos una visión más completa. Siempre he pensado que la dirección de una empresa es una posición solitaria; al final eres tú tomando decisiones que el equipo va a seguir.” Sin embargo, la familia Tinghi propone cambiar los esquemas usuales de dirección general. De momento, se han asegurado de cambiar el trono solitario del jefe por un cómodo sofá de tres plazas.

 

Siguientes artículos

Fundación de Bill Gates donará 50 mdd para combatir ébola
Por

El organismo filantrópico creado por el fundador de Microsoft y su esposa destinará la cifra a las agencias de la ONU y...