Ante la próxima llegada de la temporada navideña nadie puede negar que se antojan las reuniones familiares, con amigos, las despedidas del año e infinitas excusas para juntarse en torno a una buena carne asada. Pero he aquí la cuestión: algunos poseen espacio verde, otros terraza, también están los del pequeño balcón o los del simple patio, por lo tanto, un asador movible o freestanding es el indicado en estos casos.

Claro está que hay varias formas de cocinar carne asada, principalmente debido a los diferentes tipos de asadores, aunque la mayoría cumple con lo básico. Aquí lo que debemos observar es durabilidad, funcionalidad y diseño, pero nos permitimos discriminarlos de acuerdo al tipo de combustible utilizado que determinará, en menor porcentaje, la elección de nuestro menú. Así es que los tenemos de gas, carbón, eléctricos y a leña, todos tope de gama en su tipo.

Para gas, la marca Viking Professional ofrece su Serie 5 con grill de 42 pulgadas, un quemador infrarrojo y spiedo para rostizar nuestros alimentos con la técnica brasileña empleada en churrascarías y espetos corridos -espeto en referencia al pincho y corrido respecto de “todo lo que usted pueda comer” -. De sus particularidades decimos que un asador de gas es de lo más simple, ya que el fuego es más fácil de controlar. Ideal para espacios donde no se cuenta con áreas verdes o donde el carbón podría echar a perder la decoración, o bien, el piso.

Como destacamos, este asador trae accesorio para rostizar. Lo que no lograremos con combustible a gas es el típico ahumado, pero permite usar una canasta de acero para poner astillas de madera y emular el proceso. En él, junto a Diego Elo, especialista de Beef Advisor, pudimos preparar un prime rib en su jugo. Fueron 30 minutos de espera a 190º C y cuatro horas a 150º C, y varios Aperol Spritz en mano para paliar el proceso. Lo acompañamos con un puré de yuca cremoso, sal, pimienta, mantequilla y nuez moscada. Ya sea para rostizar o asar directo, el Viking Serie 5 cumple con creces y debido a su generoso tamaño podrá satisfacer la elevada cantidad de comensales. Es ideal para reuniones en familia y fácil de trasladar por las ruedas que posee en su parte inferior.

PUBLICIDAD
asador

Viking Professional Serie 5 a gas con quemador infrarojo y spiedo.

 

asador

El quemador a gas y detalles led en el panel frontal del Viking Serie 5.

Carbón, el rey de la parrilla

Imposible no sucumbir al aroma del carbón quemándose cuando preparamos nuestra parrillada. Para aquellos que a la hora de asar lo suyo es este fósil, presentamos un híbrido -gas, carbón y leña- de Kalamazoo Outdoor Gourmet, el K1000S con asador lateral, entre nosotros el “Bentley” de los asadores, ya sea por sus 46 pulgadas de quemadores o bien por la posibilidad de cocinar con cualquiera de los tres combustibles.

Considerado “el mejor grill del mundo” , hecho a mano y fabricado íntegramente en acero inoxidable en Michigan, exhibe un valor de 28, 995 dólares en la web del fabricante y hasta brinda la posibilidad de cambiar las superficies de grill por placas cortadas a láser y customizadas con, por ejemplo, las iniciales del dueño de casa.

En el Kalamazoo, nuestro experto de Beef Advisor recomienda hacer un lechón a la leña y carbón, de al menos 10 kilos, dejarlo en salmuera durante la noche, luego colocarlo en la parte movible del asador sin las rejillas y adobado al chimichurri con las costillas hacia abajo y elevado al máximo de altura en el amplio enrejado. Se indica voltear el lechón una vez que la superficie (lomo) se sienta algo caliente. Óptimo acompañarlo con un puré rústico de camote amarillo a las brasas y con mantequilla Anchor y algo de maple syrup.

Una opción más reducida pero no menos eficaz en carbón, es una de las estrellas de la marca Kamado: el Blaze 20-Inch Cast Aluminium Grill, de forma circular y que permite ser empotrado o bien adaptado a cualquiera de nuestros espacios en patio o jardín. En el Kamado pudimos despuntar nuestro vicio por los ahumados y nada mejor que un brisket de res, con una cocción de 18 horas, usando un rub seco estilo texano para óptimo sabor. Importante: graduar el carbón para que la temperatura nunca supere los 120º C, que se puede controlar desde el medidor que lleva la propia tapa del asador. Eso sí, lleva tiempo pero vale la pena.

La variante intermedia a los dos antes mencionadas es el Summit Charcoal Grilling Center 24″ de la marca Weber. En este grill, transportable y de lo más práctico, en manos de nuestro experto degustamos un rib stake de tres pulgadas de alto, sellado inverso (primero a fuego bajo 110º C con tapa cerrada y fuego indirecto por una hora, lo dejamos reposar 20 minutos, subimos el fuego a llama fuerte y lo sellamos de ambos lados por dos minutos cada uno. Lo acompañamos con unos espárragos al mezcal y queso pecorino rallado al final. Garantizado.

asador

Kalamazoo Outdoor Gourmet, el K1000S con asador lateral.

 

asador

El Kamado Blaze 20, de aluminio y totalmente transportable.

Conectados a la luz

No teman parrilleros hogareños: cuando las opciones de carbón, leña o gas se vuelven muy complejas, no queda otra que conectarnos a la electricidad, y allí el recomendado es el Weber Q2400 Electric Grill. No es lo más económico en consumo eléctrico debido a sus casi 1,600 watts de poder, pero resulta una opción de lo más viable para seis u ocho comensales por su amplia superficie de cocción de 26 por 31 pulgadas con tapa y manijas para trasladarlo fácilmente.

Aquí no existen muchas opciones más que la regulación térmica de la resistencia que ejecuta la cocción, por lo tanto no hay variantes más que colocar nuestros alimentos en la superficie enrejada, y en algunos casos, bajar la tapa para aprovechar la convección o bien disfrutar del proceso -y del calorcito- con la superficie despejada. En este Weber, nuestro experto nos deleitó con una arrachera marinada, simple, a temperatura alta, cocida cinco minutos de cada lado, para luego cortar la carne en contra de las fibras. La  acompañamos con chiles toreados, tortillas de harina y salsa taquera roja.

Y por último, el recomendado Beef Advisor para los exquisitos que sólo optan por cocinar a leña: el Kalamazoo K750GT Wood-fired Freestanding Gaucho Grill. Lo más cercano a una parrilla estilo argentino donde sólo madera actúa como combustible. Con una generosa superficie para colocar nuestros alimentos, yesquero electrónico a gas -no más sufrimiento para encender la leña- y para quienes cocinar resulta un deleite donde el tiempo no es una variable a considerar, el K750GT -de 23,995 dólares- resalta la tradicional cocción con un toque de modernas prestaciones, ya que incluye un spiedo eléctrico regulable en altura.

Las opciones están planteadas, ahora usted sabrá cuál de ellas habrá de satisfacer todas las necesidades para hacer de sus futuras parrilladas un evento social y culinario de sumo éxito. ¡Bon appetit!

asador

El Kalamazoo K750GT es para uso exclusivo a leña y para encenderla, posee yesquero electrónico a gas.

Te puede interesar: México domina en los Latin America’s 50 Best Restaurants 2018

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Savoir Beds lleva el mundo del arte a tu cama
Por

El lugar donde ocurren tus sueños podrá ser personalizado con alguna de las pinturas del National Gallery de Londres....