El vodka ultra premium de la marca Absolut, creó una guía de bares y cocteles en la Ciudad de México inspirados en el símbolo de hospitalidad: La Piña de Absolut ELYX.

Tiempo atrás en el Caribe, los indígenas ponían una piña en la entrada de sus viviendas como símbolo de bienvenida y hospitalidad. Cristóbal Colón en su segundo viaje al Caribe conoció la dulzura y frescor de esta fruta y fue allí donde los europeos descubrieron el gran significado hospitalario que representa la piña, que además se convirtió en un lujo, algo que muy pocos poseían; adoptaron el motivo y el fruto fue representado en España, Inglaterra y Nueva Inglaterra durante mucho tiempo.

A través de la historia, la piña se ha convertido en símbolo de elegancia y hospitalidad, un símbolo que pervive hoy: cuando las familias celebraban algún tipo de evento recurren a este fruto para dar a entender a sus invitados que son bienvenidos a sus hogares. En consecuencia, Absolut Elyx adoptó la piña como sinónimo de hospitalidad pensando en crear experiencias únicas.

Elyx proviene de un refinamiento al sur de Suecia, donde Absolut controla cada paso de la producción: desde la siembra de la semilla hasta el embotellado final. El vodka se realiza meticulosamente, es destilado manualmente y cada paso de la producción se cuida al milímetro, lo que revela que cada detalle importa.

Absolut Elyx

El cobre es el responsable de la suavidad y cuerpo del vodka, pues Elyx es destilado desde 1921 en el mismo alambique, con el objetivo de remover impurezas y perfeccionar su carácter. En el proceso de destilación del vodka, llegan a una concentración de hasta un 96% de alcohol lo que hace que el elixir sea de una excelente calidad. Se crea artesanalmente a base de trigo de invierno sueco, que proviene exclusivamente del castillo Rabelöf.

El Alma de Elyx, tal y como revela la marca, está basada en el “cuidado en los detalles y lo bien hecho, en experiencias perfectas, en un lujo que se enfoque más en lo irrepetible que en lo ostentoso, en la hospitalidad, en la amabilidad y en la integridad”. La piña de Absolut Elyx está realizada a base de cobre, ya que es el material insignia y se utiliza únicamente para servir los mejores cocteles y las recetas mas innovadoras en los más exclusivos lugares. Lo que se prueba en ella es lo mejor de lo mejor.

La guía de Elyx consta de siete bares y restaurantes en la Cuidad de México, donde cada uno de ellos creó un coctel especial para servirse en las piñas de Absolut Elyx. Se trata de Maison Artemisia, Felina, Huset, Jules Basement, Limantour, Baltra Bar y Xaman. En cada uno de ellos, se puede disfrutar de su receta personalizada, buena música y el mejor servicio. Los ingredientes fundamentales de la hospitalidad de lujo.

image (1)

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

A. Lange & Söhne, el ave fenix alemán
Por

Katharina Mack, directora de marketing, nos guía por el ADN de una firma que tuvo que reconstruirse por completo después...