Iya evade la mirada de Masha. A cambio del contacto visual, sumerge su rostro en un abrazo desgarrador que alimenta una atmósfera impregnada de fatalidad que no pasa inadvertida por la recién llegada. Las preguntas de Masha, mientras tanto, bordean una realidad que no se atreve a encarar tras años de ausencia. Al cabo de los minutos, las dudas se apagan después de un último silencio sostenido: Iya levanta la vista y las sospechas se confirman.

Beanpole (Una gran Mujer, 2019) es el segundo filme del cineasta ruso Kantemir Balagov y una de las cartas fuertes de Mubi en la recta final de agosto en México. Ambientado en tiempos de posguerra (1945, Leningrado), este largometraje arriba al país por la vía del streaming tras cosechar el reconocimiento de la crítica especializada en su paso por algunos de los festivales cinematográficos más reconocidos del mundo.

La historia de Balagov describe la singular amistad de Iya y Masha, dos mujeres cuyo vínculo trasciende la recta final de la Segunda Guerra Mundial y aterriza en una normalidad que las confronta con una certeza: la imposibilidad de materializar sus anhelos más íntimos. Sus personalidades se desdoblan con el correr de los días tanto en el hospital para veteranos donde laboran como en la habitación que comparten. Las cicatrices de guerra trascienden el plano físico y afloran a la menor provocación para advertirles que la realidad podría ser muy distinta a como la imaginan.

La personalidad de Iya oscila entre la ingenuidad y la introspección, pero se mantiene abierta a la entrega. Foto: Beanpole / Mubi.

Iya encarna la bondad en estado puro. Su motor de vida es prodigarse a los demás, aunque para ello deba cruzar a hurtadillas la frontera que la aleja del deber ser. Su naturaleza se adivina impetuosa atendiendo a la intensidad de su contención, visible en su mirada sin filtros; ella sabe que habrá de vivir contenida para no desbordarse. Sin embargo, Iya jamás pasa inadvertida, ya sea por su notable estatura o por los ataques repentinos que la “congelan” en los momentos más inesperados; esos pequeños letargos laceran su tranquilidad y marcan el ritmo de su cotidianidad, depositando en sus manos, algunas veces, sorpresas trágicas al volver a la realidad.

Masha, en tanto, persigue sus deseos haciendo uso de todos los recursos disponibles a su alcance. Por ello, la aparente fragilidad de su única amiga y confidente aviva su lucha por conseguir lo anhelado. Ella sabe que su regreso a Leningrado marca el inicio de una vida incierta y que, no obstante el cariño desbordado de Iya, su astucia habrá de avivar un lado oscuro que la seduce e intriga.

Y a Iya no le importa. Ella se sabe distinta, más despierta que nunca y dispuesta a prodigarse una vez más.

Beanpole narra con solvencia el eco de la posguerra mientras dibuja un retrato íntimo y complejo de una amistad femenina enraizada en la fatalidad. Foto: Beanpole / Mubi.

Te puede interesar: Razones por las que “Tenet” es la película más esperada del año

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

Spike Lee Montblanc
Spike Lee es el nuevo embajador de Montblanc
Por

El ganador del Oscar se suma a la campaña “What Moves you, makes you”, la cual reintroduce a la firma en la esfera globa...

También te puede interesar