No sé si fue el yoga, los cuarzos o las deliciosas enchiladas fuera del menú saludable: para cuando regresamos de esa escapada, mis prejuicios hacia el universo holístico habían desaparecido.

 

Hace unas semanas me invitaron a escaparme un fin de semana a un viaje holístico termal y, siendo honesta, la parte termal me convenció; sin embargo, he de admitir que el término holístico, así como algunas de las actividades del itinerario, por ejemplo la terapia con cuencos de cuarzo, me provocaban algo de inquietud.

Llámenme tradicional. Pero ya hace años decidí aceptar todo tipo de planes, aunque tuviera algunos prejuicios. El escenario era ideal: el hotel Misión Comanjilla, un exuberante oasis a 15 minutos del centro de León, en Silao, Guanajuato.

El lugar ofrece maravillosas y saludables aguas termales ricas en zinc y silicio, con importantes poderes de hidratación. Sus efectos en la piel son evidentes desde el primer baño. Es una grata sensación disfrutar de sus cálidas aguas en la tina de tu cuarto o en alguna de las dos albercas del hotel.

2El itinerario holístico comenzó, y yo decidí implicarme al 100%. ¿El objetivo? Relajarme y renovar energías (tarea no tan fácil). Me inicié con Carmen y su terapia de cuarzos. Ella nos relató sobre las propiedades curativas de estos cristales, y cómo sus ondas ayudan a lograr el equilibrio perdido de tus chakras. No se preocupen, confieso que también me costó entenderlo. No sé si logré el equilibrio de mis chakras, pero, eso sí, me olvidé del mundo y dormí profundamente. A la mañana siguiente se organizó una caminata para admirar los bellos alrededores del hotel y respirar aire limpio, ese limitado y sencillo placer tan apreciado por almas citadinas como yo.

La renovación también abarcaba la alimentación. El chef Pablo Revuelta ha diseñado un delicioso menú saludable para alcanzar también un bienestar interno, ofreciendo equilibradas combinaciones de alimentos que acompañen el objetivo del programa: nutritivas y ligeras sopas depurativas de manzana verde o almendras, refrescantes cebiches, buffet de ensaladas, frutas o verduras asadas. Todo exquisito, y todo muy… sí, saludable. Afortunadamente, el buffet también ofrece platillos deliciosamente más insanos. Y confieso que yo probé varios.

Hotel-Mision-Comanjilla-7868En un viaje así no podían faltar unas clases de iniciación al mundo del yoga para obtener esa deseada armonía y paz interior. El hotel las organiza en su espléndido y amplio jardín repleto de centenarios árboles y silencio, o dentro del agua, en las clases de acuayoga en la alberca. En ambas podrás estirar tus músculos, aprender a respirar y saludar al sol guiado por el maestro Gilberto Salazar. ¡Un auténtico placer!

Aunque, para placer, su coqueto y reconfortante spa Ce Kalli, ubicado dentro de las instalaciones del hotel y donde podrás abandonarte al duro mundo de los masajes y los tratamientos de belleza.

Llegó el domingo, y con éste, el esperado temazcal, la culminación de nuestro programa holístico. Único en el mundo, el temazcal de Misión Comanjilla está construido bajo un manantial de aguas termales que alcanzan temperaturas de 96.4 grados y, por tanto, su vapor es natural. Por delante, mucho sudor y espiritualidad.

Hotel-Mision-Comanjilla-7976Guiados por el maestro Juan Fonseca, guardián del temazcal, disfrutamos de este ancestral ritual de purificación, que ayuda a liberarte de las toxinas de cuerpo y mente. La idea era renacer. De cualquier forma, yo lo hice tras la ducha y el desayuno.

Mis días de aguas termales y piñadas llegaban a su fin. Mi estado de relajación era óptimo, lo reconozco. No sé si fue el yoga, los cuarzos o las deliciosas enchiladas fuera del menú saludable: para cuando regresamos al DF, mis prejuicios hacia el universo holístico habían desaparecido.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @mariagiuseppina

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Un imperdible para los amantes de los autos
Por

Los autos más icónicos del siglo XX concentrados en 168 páginas. El libro Impossible Collection of Cars es un referente...