Aunque por ahora es sólo un modelo concepto, la nueva creación del fabricante británico exuda clase y elegancia, pero también está dotado de un marcado carácter futurista.

 

Por Alicia Adamczyk

 

Ha pasado casi un siglo desde que los Bentley Boys le aseguraron al fabricante británico de automóviles un sito en el olimpo de la conducción de alto rendimiento. Durante la década de 1920, estos chicos se anotaron cuatro victorias consecutivas en las 24 Horas de Le Mans desde 1927 hasta 1930. El legendario grupo de hombres conducía a gran velocidad y vivía, al menos se creía, aún más rápido.

En nuestros días, es muy probable que imaginemos a alguien un poco mayor (aunque no menos sofisticado) conduciendo un Bentley, aunque los chicos de hoy prefieran conducir un Maserati o un Ferrari.

Pero el Bentley EXP 10 Speed 6, un auto concepto, da la vuelta a esa noción. El coupé biplaza luce dramáticamente más ligero que el Continental GT, y sus líneas musculosas y la forma de su techo nos remiten al Maserati Ghibli o al Aston Martin Vantage. (Mi primera impresión fue cómo se sentiría James Bond al conducir uno, dado que Ian Fleming representó al agente secreto más famoso detrás del volante de un Bentley en los libros.)

Por supuesto, Speed 6 no hace referencia necesariamente al motor, sino más bien a al Speed Six ‘Old Number One’, el augo que ganó en Le Mans en 1929 y 1930. No hay duda de que los diseñadores estuvieron influenciados por el dominio de la vieja escuela de Bentley en este concepto, los Bentley Boys se sentiría muy a gusto en el nuevo Speed 6.

Mientras que el Mulsanne Speed puede conducirse como un muscle car inglés, el Speed 6 es uno (y de hecho, Sangyup Lee, el jefe de diseño exterior y avanzado, pasó una década en GM diseñando muscle cars). Bentley no es la única automotriz británica invirtiendo en diseños más deportivos y compactos: McLaren también está lanzando una Sport Series más accesible, que incluye al 570S Coupe, revelado el 1 de abril en el New York Auto Show.

Es un nuevo camino para Bentley, uno muy audaz, todo lo contrario al auto, que puede ser definido con una palabra: sutileza. La rejilla imprsa en 3D esconde un ‘6’, un guiño a los números pintados que adornaban los coches de carreras de la vieja escuela (al igual que la pintura British Racing Green verde metálico) que era frecuente en Le Mans, mientras que el cobre adorna los accesorios en el interior y exterior. Las puertas se abren en un ángulo de 45 grados y se aseguran con una sola bisagra impresa en 3D (acentuadas con una bandera británica por si acaso). Un compartimento especial en la parte trasera acomoda el equipaje a juego. Como dice Lee, es perfecto para sus “Bentley Bad Boys”.

maletera

Los faros –qué sienten cuando estás cerca y “despiertan” en respuesta– tienen el distintivo patrón capitonado de Bentley en un cristal que puedes encontrar en un vaso de whisky (hay más de una manera de vivir rápido). El interior cuenta con una pantalla curva de 12 pulgadas, ubicada entre los asientos del conductor y del pasajero, mientras que las incrustaciones de madera de cerezo acabadas a mano y suave cuero marrón unen la elegancia tradicional del fabricante de automóviles británico con un fresco toque de modernidad. La palanca de velocidades tiene una ‘B’ de Bentley en cobre, que también actúa como el interruptor del motor.

headlights

Aunque se trata de un auto concepto, es difícil imaginar a Bentley no concretando su producción luego de las fuertes reacciones que ha recibido hasta el momento, por no hablar de que, en un viaje a la ciudad de Nueva York, el director de Diseño de Bentley, Luc Donckerwolke, dio a entender que es la base para un nuevo modelo, aunque la producción aún tomará algunos años. Todavía no se ha dicho una sola palabra sobre su posible motor (o precio).

stick

El Speed 6 está plagado del ADN clásico de Bentley, pero al mismo tiempo es moderno y tiene visión de futuro, combinación que logra de manera impresionante. Bentley quiere atraer a una clientela más joven, y el Speed 6 sin duda logrará eso. Es el paseo perfecto para el caballero inglés que también disfruta del vértigo de las carreras de velocidades a través del campo europeo.

Una nueva generación de Bentley Bad Boys, sin duda estará de acuerdo.

 

Siguientes artículos

Concours d’Elegance, la exposición de automóviles clásicos de Cartier
Por

Nueva Delhi fue la sede de uno de los eventos automotrices más prestigiosos del mundo: la cuarta edición de Travel with...