Hablamos con uno de los pilares más importantes de la industria, Beatriz Calles, directora de Mercedes-Benz Fashion Week México, y reunimos a siete creadores básicos para entender el diseño mexicano hoy.

Por Regina Rocha

Para responder a la pregunta de si existe la industria de la moda en México entrevistamos a Beatriz Calles, directora general de Mercedes-Benz Fashion Week México (MBFW). Nada más comenzar nuestra conversación nos remite al libro 3,000 años de moda mexicana, escrito por Ramón Valdiosera Berman —diseñador veracruzano conocido, entre otras cosas, por haber presentado el rosa buganvilia en Nueva York, el cual sería bautizado por la prensa estadounidense como “rosa mexicano”—, a la fundación de Liverpool y El Palacio de Hierro hace más de cien años (1847 y 1891, respectivamente) y al hecho de que la Cámara Nacional de la Industria del Vestido tiene casi 70 años de existencia.

México es parte de las economías emergentes. Las economías MINT (México, Indonesia, Nigeria y Turquía) están siendo observadas por analistas e inversores por sus características demográficas favorables, masa crítica de mercado e indicadores de riqueza jugosa. De acuerdo con Credit Suisse, el número de millonarios en México es de alrededor de 186,000 —y sus fortunas son abundantes no en pesos, sino en dólares—, número mayor al de India, por ejemplo, a pesar de que ésta es diez veces mayor en población. Se estima que el mercado de la ropa y el calzado en México tiene un valor de 29.6 billones de dólares y que en tan sólo cuatro años aumentará en 10 mil millones más. La participación de los diseñadores prêt-à-porter crecerá en un 50 por ciento durante el mismo periodo, es decir, de 1.9 billones a 2.85 billones para 2018.

Estos datos son prometedores para los diseñadores. Beatriz menciona que creadores mexicanos como Alejandro Carlín, Lorena Saravia y Alexia Ulibarri han logrado avances en el extranjero, aunque les resulta difícil aprovechar el mercado interno. «Las tendencias son universales, lo que se presenta en México lo pueden comprar clientes de cualquier parte del mundo, así como los compradores mexicanos encuentran prendas de su gusto en cualquier ciudad del mundo», explica.

Beatriz identifica como gran fortaleza la creatividad nacional y su buen equilibrio entre calidad y costo, lo que la hace muy competitiva. La industria de la moda origina según canaive más de 300 mil empleos directos. «MBFW es una importante herramienta de comunicación. Seleccionamos a diseñadores con mente empresarial que estén interesados en fortalecer su negocio».

Cynthia Btttenkepler

 

Mañana la segunda parte de esta historia 

 

Siguientes artículos

El primer smartwatch de TAG Heuer
Por

La firma de relojería de lujo presentó su primer modelo con tecnología Intel y Android Wear: TAG Heuer Connected.