La llegada de su primera hija fue de uno de los momentos más desafiantes para Alejandra Durán. La bebé nació de manera prematura, a los siete meses de gestación, y con diferentes complicaciones de salud. A pesar de los diagnósticos médicos, María del Pilar sobrevivió.

Los primeros años de vida de María del Pilar, transcurrieron entre hospitales y terapias debido a las dificultades motrices, auditivas y de nutrición que presentaba. Una de las doctoras sugirió a Alejandra incorporarla al centro de desarrollo infantil Renovación, Unión de Fuerzas Unión de Esfuerzos A.C.

Alejandra nunca imaginó que aceptar ese consejo contribuiría radicalmente al bienestar de su familia al brindarle a su hija la posibilidad de crecer en plenitud, lo mismo que a ella, después de haber enfrentado serios problemas por falta de recursos.

Bienestar Infancia

Niños de 45 días de nacidos a 6 años son beneficiados bajo un sistema educativo que les permite alcanzar su máximo potencial sin importar las adversidades de la situación de sus familias. Foto: Cortesía.

“El tiempo que estuvo en Renovación, de los 3 a los 6 años, mi hija alcanzó los estándares óptimos de desarrollo y se incorporó sin ningún problema a la educación primaria. A pesar de haber tenido dificultades motrices, practicaba fútbol. Al crecer se preparó para impartir clases de zumba y en la actualidad tiene deseos de continuar progresando”, comentó Alejandra a Forbes Life.

Ella, como madre de familia interesada en aprender y tener la tranquilidad de estar cerca de sus hijos, recibió la oportunidad de incorporarse laboralmente a la organización. “Desde entonces se me acercó al desarrollo humano y la capacitación continua a través de becas. Gracias a eso me he formado como técnico docente con miras a alcanzar el grado profesional”, explica quien ahora ocupa el cargo de directora técnica del centro.

La historia de Alejandra y María del Pilar es una de las muchas que inspiran la labor de Renovación, fundada en 1962, con la firme convicción de que la educación puede reconstruir el tejido social de México. “Porque invertir en la primera infancia es cambiar el destino del país, es construir un mejor futuro”, subraya Susana Barnetche y Pous, directora general de la organización civil.

Bienestar Infancia

A lo largo de 50 años ininterrumpidos, el Centro de Desarrollo Infantil se ha dedicado a la prestación de servicios educativos y asistenciales que mejoren la calidad de vida de niños en condiciones vulnerables y promuevan un mejor entorno familiar. Foto: Cortesía.

Amenazas latentes

De acuerdo con la Unesco, existen alrededor de 200 millones de niños menores a 5 años que están inmersos en situaciones de inequidad e imposibilitados a alcanzar su desarrollo integral debido a todos los factores de riesgo que los rodean.

Dentro de los factores de riesgo que identifica Unesco, están la pobreza, violencia familiar, abuso, explotación, malas condiciones de salud y desnutrición. Datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) en México, detallan que el 51% de niñas, niños y adolescente en el país se encuentra en situación de pobreza.

Esta condición se ha agravado debido a las restricciones generadas por Covid-19. “La mayoría de las madres han perdido su empleo, y, por ende, no tienen ingresos para garantizar una adecuada alimentación para sus hijos. El confinamiento también ha incrementado la violencia familiar”, precisó Susana, quien además preside la Asociación Mexicana de Voluntariado Internacional.

Bienestar Infancia

Renovación, Unión de Fuerzas Unión de Esfuerzos A.C. a beneficiado a 2,400 personas. Foto: Cortesía.

Precisó que más que un centro de asistencia, Renovación es un hogar para todos los niños de 0 a 6 años que forman parte de su comunidad, ya que la pedagogía del amor se fundamenta en darles cariño y apoyo para hacerlos sentir en familia. El modelo se basa, entre otros aspectos, en un amplio programa de actividades educativas cimentadas en valores, un plan de alimentación y monitoreo de la salud.

Al no estar en condiciones de prestar el servicio de manera presencial, la organización ha tenido que adaptarse a nuevas formas de dar continuidad a su labor aún en la distancia. Esto dificulta las posibilidades de afrontar los gastos administrativos e inherentes al pago de nómina y prestaciones de ley al personal.

Esto sin incluir el mantenimiento y adecuación de las instalaciones del centro para cuando se levanten las restricciones. Hoy más que nunca es vital apoyar a iniciativas como estas a favor de las niñas y niños de México. Realiza tu donativo a la siguiente cuenta y en especie: consulta más detalles en el enlace de la fundación.

Banco: BBVA
A nombre de: Renovación, Unión de Fuerzas, Unión de Esfuerzos A.C.
Cuenta: 0446051545
Clabe: 012 180 0044 6051 5450

Te puede interesar: ¡Conoce las inspiraciones para hacer frente a los desafíos: Natalia Lafourcade, Isaac Hernández, Enrique Olvera y Valeria Luiselli te lo cuentan!

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

 

Siguientes artículos

hoteles Stay It Forward
Estas exclusivas estancias en hoteles tienen un fin benéfico
Por

El sector hotelero ha sido uno de los más golpeados por la pandemia, por ello The Leading Hotels lanzó 'Stay It Forward'...