El Grand Prix tiene sus orígenes en las carreras improvisadas de automóviles desde 1894 en Francia y desde entonces el furor por el automovilismo ha seguido creciendo, abarcando cada vez más países con fanáticos de la velocidad. 

El regreso a México de la Fórmula 1 trajo grandes expectativas entre las fanáticos, pero no solo sirvió como entretenimiento, también impulsó al turismo en el país.

La salida de la Fórmula 1 de México

En 1970 el Autódromo de los Hermanos Rodríguez vivió un penoso momento, la Fórmula 1 se salió de control. Múltiples admiradores de este deporte invadieron la pista, había alrededor de 70 mil asistentes y hasta un perro termino en la carrera dañando el vehículo de Jackie Stewart. Fue tal el descontrol y la falta de coordinación que la FIA quitó la concesión para que México pudiera participar en el Gran Premio. 16 años después, en 1986 regresó la Fórmula 1 a México, pero en 1992 debido a la falta de apoyo de los patrocinadores y el desinterés del público, en gran parte a falta de un piloto mexicano, el país dejó de reunir los requisitos para conseguir fecha en el codiciado calendario del Grand Prix. Abandonando así a México nuevamente.

Una vez más, en 2015, México ha vuelto a ser atractivo para la carrera más importante del automovilismo y en esta ocasión el interés no faltó entre quienes querían asistir al Autódromo. El Gran Premio volvió con un contrato de cinco años y con motivo de la esperada segunda edición el próximo octubre, Alejandro Soberón, presidente y director general de Corporación Interamericana de Entretenimiento, compartió el impacto que tuvo el regreso de la Fórmula 1 al país.

Fórmula 1 infografía

También te puede interesar: Los números detrás de las escuderías favoritas de la Fórmula 1

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Luxury Lab, un encuentro entre el lujo y tecnología
Por

Regresa a México el foro más importante dentro de la industria de lujo en Latinoamérica, que se realizará el 13 de junio...