El otoño viste de colores cálidos los paisajes suizos y provee una sensación de añoranza excepcional. A medida que los días son más cortos y fríos, la cocina local se vuelve más generosa y rica, acentuando las cualidades de productos icónicos de la temporada.

Suscríbete a nuestro newsletter semanal aquí

Para Four Seasons Hotel des Bergues Genèva, esta época de transición es perfecta para adentrar a los viajeros en la cultura culinaria del país alpino por excelencia y celebrar su abundancia natural a través de tres experiencias distintivas y fascinantes.

Descubre:

La nueva era de los viajes de lujo

Valle del Loira, un destino para comérselo

Los siete países con mayor Patrimonio de la Humanidad

Vista desde Suiza
Foto: Cortesía Four Seasons.

Primera parada

El trayecto por carretera desde Ginebra aviva el deseo por descubrir los secretos de la elaboración de los famosos quesos suizos. El punto de partida es una lechería ubicada en el corazón de Vuisternens-devant-Romont, en el cantón de Friburgo, que se especializa en la producción del popular gruyère y otras variedades representativas, como el queso vacherin friburgués.

La leche que se obtiene para la elaboración de estos productos procede de granjas locales dentro de un radio de cinco kilómetros, donde las vacas han podido alimentarse en libertad con los verdes pastos alpinos antes de la temporada otoñal.

Elaboración queso en Suiza
Foto: Cortesía Four Seasons.

La experiencia incluye una visita a la sala de envejecimiento, dirigida por un artesano experto que comparte su pasión por el oficio y todos los detalles sobre la tradición centenaria contenida en los auténticos quesos suizos; y sobre el arte y la ciencia que aportan sabores y texturas características a cada variedad. La estancia concluye con una degustación de productos seleccionados con afecto.

Pero aún hay mucho por hacer. ¿Qué tal caminar por Gruyères y deleitarse con su diversidad culinaria? Además de sus quesos, la histórica ciudad también es famosa por su irresistible fondue y sus merengues dulces cubiertos con crema de montaña y mantequilla suave.

Encuentro natural

Four Seasons - Suiza a tres tiempos 4
Foto: Will Pryce, Four Seasons.

Los bosques que rodean Ginebra albergan una gran variedad de setas silvestres comestibles e ingredientes que enriquecen las propuestas culinarias del hotel. Por ello, la propiedad anima a los huéspedes a explorar el ecosistema cercano con la guía de su experto en hongos y aprender cómo distinguir cada especie y recolectar los alimentos de manera segura y responsable.

Tras la emocionante búsqueda de hongos comestibles entre la hojarasca de los bosques abiertos, el musgo debajo de pinos, abedules y hayas, los paseantes regresan con sus canastas llenas para tomar una cálida clase de cocina dirigida por el chef del hotel. Un aperitivo con quesos, embutidos y una copa de Chasselas (vino típico con notas de miel y minerales, que se conoce localmente como “oro suizo”) completan la experiencia.

Cita Vinícola

A lo largo de la orilla norte del Lago Lemán se encuentran los viñedos Lavaux, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, que alfombran las laderas bajas de montañas que desvelan el alma de algunos de los vinos suizos más preciados.

El andar privado por una de las mejores fincas de la zona permite entender la producción de vino biodinámico; desde la cosecha y el prensado de las uvas hasta su descanso en botella. Pero, nada mejor que apreciar los vinos en copa, en lo alto del viñedo, donde el panorama formado por las terrazas, el lago y los Alpes cubiertos de nieve son un sueño hecho realidad.

Izumi Terrace HR
Foto: Will Pryce, Four Seasons.

Es fácil, entonces, entender por qué el otoño es festejado con tanto fervor por Four Seasons Hotel des Bergues Genève. Ello, al tiempo de afirmar la excelencia de sus servicios para una estancia restauradora.

La propiedad, construida en 1834 en los márgenes del Lemán, conserva su esencia como un hito de Ginebra. La gastronomía italiana en Il Lago, galardonado con una estrella Michelin, y toda su oferta culinaria, expresan su entusiasmo por crear conexiones de largo plazo. Vale la pena confirmarlo antes de dejarse consentir por las comodidades de sus habitaciones y suites, diseñadas por Pierre-Yves Rochon.

Síguenos en:

Twitter

Facebook

Instagram

 

Siguientes artículos

Bodega Matarromera.
Enología para una mañana sostenible
Por

El fundador y actual presidente de Bodegas familiares Matarromera, Carlos Moro, hace una invitación expresa a descubrir...